Redacción BLes– El gobierno de la ciudad de Seattle, Estados Unidos, financió a un colectivo de artistas callejeros llamado Vivid Matter Collective, relacionado con el movimiento Black Lives Matter, para que realice una serie de murales. Esta semana fueron recontratados para restaurar una pintura deteriorada, realizada en junio, y se desató gran controversia cuando descubrieron que uno de los artistas dibujó mensajes de agravio contra la policía en una de las letras. 

Según informa el medio Komo News, el colectivo Vivid Matter conformado por 16 artistas callejeros, habría hecho un arreglo por 50 mil dólares con la alcaldesa a cambio de realizar una cierta cantidad de intervenciones artísticas en la ciudad. 

Durante las protestas por la igualdad racial durante el mes de junio en Capitol Hill, los 16 artistas de Vivid Matter pintaron por primera vez el enorme escrito de “Black Lives Matter” en medio de la calzada en Pine Street, entre las avenidas 10 y 11, catalogado como lugar de reunión central durante las manifestaciones.

La obra de arte se habría deteriorado en poco tiempo debido a que la pintura se aplicó sobre una superficie sin trabajar que estaba cubierta de concreto resbaladizo. Según un comunicado de la Oficina de Arte y Cultura de Seattle publicado el 22 de septiembre, luego de reunirse con los artistas que realizaron la pintura, acordaron un plan integral entre la ciudad y los artistas, de remoción y recreación.

Los trabajos comenzaron a finales de septiembre. La Oficina de Arte y Cultura de Seattle, quien desde los comienzos apoyó al movimiento a pesar de los desastres violentos generados en la ciudad, dijo que la restauración del mural reconoce la importancia cultural del área para el movimiento Black Lives Matter.

Según Komo News, en esta oportunidad, la ciudad comisionó a los artistas originales, uno por cada letra, aproximadamente 3 mil dólares para el trabajo de restauración. La polémica se desató cuando descubrieron que la letra ‘E’, en “Matter”, se había pintado con mensajes agraviantes contra la policía similares a los cánticos que se escuchan en las protestas y otros grafitis violentos que se ven en toda la ciudad.

KOMO News se comunicó con la oficina de la alcaldesa demócrata Jenny Durkan y una portavoz dijo que “creía” que ya se había solicitado la remoción, pero de todos modos se manifestó en desacuerdo en eliminar los insultos del mural. 

La alcaldesa demócrata Jenny Durkan, apoya al movimiento BLM, incluso impulsó el financiamiento del colectivo Vivid Matter para realizar las intervenciones. 

Charlette DeFever confirmó su apoyo diciendo: “Nuestra ciudad y nuestra nación están en medio de un enfrentamiento con la violencia policial y el racismo sistémico, y el alcalde cree que la preservación del arte público y la expresión artística es fundamental para la conversación continua sobre cómo desmantelar las barreras institucionales y construir una sociedad mejor y más justa.”

Lo que De Fever no analizó, es que la mayor parte de los ciudadanos no están a favor de BLM, incluso la gran mayoría están en contra de las manifestaciones violentas que causaron muertes, destrucción de edificios públicos y saqueos por todo el país. 

Por lo cual, como representante del gobierno debería entender que el accionar de un artista que manifiesta ideales violentos y/o discriminatorios, en este caso contra la policía, en espacios públicos y financiados por el propio gobierno, debería ser sumamente repudiable en cualquier sistema democrático de gobierno.

Andrés Vacca– BLes.com