Redacción BLes– Gobiernos estatales y locales demócratas están siendo acusados de malgastar millones de dólares obtenidos del gobierno federal por la Ley CARES en distintas cuestiones que nada tienen que ver con el virus del PCCh, ni con la crisis económica derivada de sus efectos. 

La Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica para el Coronavirus (CARES), proporcionó 139 mil millones de dólares en fondos destinados a gobiernos estatales y locales con el objetivo de reducir el impacto que generó el virus del PCCh, tanto en la situación económica y social de los estadounidenses como en el sistema de salud.

Según reportó Fox News, existen actualmente varias denuncias que informan que muchos gobernantes demócratas, están financiando distintas causas ajenas a los impactos directos del virus.

Una de las denuncias recae sobre la gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer, quien anunció que gastará 24 millones de dólares en financiar los estudios universitarios de más de 600 mil personas que trabajaron en algún rubro “esencial” durante los últimos meses.

Por otro lado, Melvin Carter, el alcalde demócrata de Saint Paul, Minnesota, anunció recientemente en su cuenta de Twitter, un programa de ingresos básicos para familias de bajos recursos utilizando 300 mil dólares en dinero de la Ley CARES. En principio se trataría de un incentivo de 500 dólares mensuales a 150 familias, extra a cualquier otra ayuda del gobierno.

Carter ha recibido críticas por parte incluso de sus propios colegas demócratas. Según informa el medio local Twincities, tal es el caso de Betty McCollum, una representante demócrata de la misma ciudad de Carter, quien a principios de septiembre le habría escrito una carta expresando su preocupación de que estuviera haciendo algo fuera de los términos acordados por la Ley CARES, y por tanto deba enfrentar acciones legales por parte del Tesoro de los Estados Unidos. 

McCollum se preguntó en la carta: “Sin una aprobación federal explícita, ¿está la ciudad preparada para asumir costosos litigios si la administración Trump cuestiona la legalidad del programa piloto?”

De hecho, según informa Fox, el Tesoro de Estados Unidos no tuvo conocimiento de ninguna comunicación de la oficina del alcalde Carter sobre el mencionado asunto.

Las críticas por parte de los republicanos giran en torno a que el dinero aportado por la Ley CARES, debería ser destinado pura y exclusivamente para ayudar a quienes realmente luchan contra el virus del PCCh o hayan sido víctimas, sea por salud o por economía. Pero bajo ningún punto debería ser utilizado para rescatar economías quebradas por malas administraciones previas o para asuntos de índole política o ideológica que no tengan que ver estrictamente con el virus del PCCh.

Cabe destacar que todavía se espera que el Congreso apruebe otro paquete de ayuda económica acordado bajo la misma ley. Sin embargo hasta el momento se ha gastado poco menos del 25% de los fondos que el Congreso asignó a los gobiernos estatales y locales para el alivio del virus. Lo que desacredita totalmente las presiones de los demócratas para obtener más fondos de este tipo.

Andrés Vacca – BLes.com