El gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, se niega a revelar los detalles de la compra de mascarillas de protección hecha al régimen chino por cerca de mil millones de dólares.

La negativa de Newson es criticada como falta de transparencia, en medio de las reclamaciones contra el régimen chino por el controvertido manejo dado al brote del virus PCCh (Partido comunista de China), que tanto daño causa alrededor del mundo, informó Los Ángeles Times.

“Como nación-estado, con la capacidad de escribir un cheque por cientos de millones, no miles de millones, de dólares, estamos en posición de hacer algo audaz y grande”, declaró Newsom según el San Francisco Chronicle del 8 de abril.

Los abogados de Newsom mantuvieron la negativa de hacer público el contrato celebrado con la empresa BYD, fabricante de autos regulada por el régimen chino.

Varios legisladores ya le habían solicitado copia del contrato a la Oficina de Servicios de Emergencia del Gobernador (Cal OES, por la sigla en inglés) en abril, cuando Newsom informó del negocio.

La compra es de 150 millones de mascarillas de respiración N95 y 50 millones de mascarillas quirúrgicas al mes.

Los detalles del acuerdo alcanzado con la empresa regulada por el régimen chino despertó sospechas, al grado de que Richard Bloom, miembro demócrata de la Asamblea,  dijera que “son muy turbios”.

“En circunstancias normales, la Legislatura habría tenido más tiempo para deliberar sobre un gasto de esta magnitud y se le habría permitido examinar a fondo los detalles del contrato antes de proceder”, explicó la senadora Holly Mitchell (Demócrata por Los Angeles).

Por otro lado, el manejo irregular dado por régimen chino al brote del virus PCCh ha causado gran controversia, a tal punto que el sentimiento global contra China se encuentra en su punto más alto desde la represión que causara miles de muertes en la Plaza de Tiananmen en 1989.

Las tensiones entre Estados Unidos y el régimen chino se incrementan día a día, a la vez que otros países reclaman una investigación independiente que esclarezca los hechos.

Por su parte, el régimen chino se niega a ello, rechazando incluso la participación de la Organización Mundial de la Salud (OMS, por la sigla) en los estudios de la pandemia, realizados en territorio chino.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds