Redacción BLesActivistas por los derechos de las mujeres en Afganistán declararon sentirse “traicionadas” por la administración Biden mientras los talibanes violan todo tipo de derechos luego de que Estados Unidos retirara sus tropas el año pasado dejando promesas de ayuda incumplidas, según declaraciones recientes.

La periodista iraní Masih Alinejad dijo lunes en el programa “The Story” de Fox News, que las activistas mujeres de Afganistán, con las que trata asiduamente, sienten una gran decepción con el presidente Joe Biden. 

“Estoy en contacto con muchas mujeres en Afganistán. Están realmente enojadas con el gobierno estadounidense”, dijo Alinejad.

Según la reconocida periodista, las condiciones para los afganos continúan deteriorándose constantemente desde que los talibanes tomaron el poder. 

Las mujeres son las que más están sufriendo las atrocidades del régimen radical luego de que impusieron la sharia, o ley islámica, la cual consiste en un código de conducta sumamente estricto que determina todos los aspectos de la vida de los musulmanes, bajo la cual las mujeres pierden casi todos sus derechos y libertades.

“En realidad, en Afganistán e Irán bajo la ley Sharia, si ya no quieres ser musulmán, si criticas al profeta (Mahoma), si criticas la ley islámica y por el crimen de apostasía y blasfemia, serás decapitado”, aseguró Alinejad.

Tal es así, que recientemente los talibanes han ordenado a los dueños de las tiendas en el oeste de Afganistán que corten las cabezas de los maniquíes de tiendas de indumentaria textil, insistiendo en que violan la ley islámica. Aquellos que ignoren la orden de decapitación se enfrentarán a un severo castigo, aseguró The Times.

Un video que muestra a hombres cortando cabezas de maniquíes se volvió viral en Twitter. El video de 40 segundos se produce pocos días después de que los terroristas talibanes emitieran la orden de ir a los centros comerciales en la provincia occidental de Herat, para verificar que se cumpla con la normativa.

Desde que los terroristas talibanes tomaron el poder por la fuerza el 15 de agosto, luego de que el entonces presidente Ashraf Ghani huyera del país, una de las primeras acciones que tomaron fue restringir severamente las libertades de mujeres y niñas, confinándolas en sus hogares.

A las niñas se les prohibió asistir a la escuela secundaria en varias provincias, a las mujeres se les impidió en gran medida trabajar en el sector público y se las excluyó de los puestos gubernamentales.

Además, como informó Sky News a fines de diciembre, las autoridades de Kabul dijeron que a las mujeres que buscan viajar largas distancias no se les debe permitir el acceso a transportes públicos a menos que estén acompañadas por un pariente cercano.

Alinejad dijo que está en contacto con activistas por los derechos de las mujeres en Afganistán y que están estupefactas por la repentina falta de apoyo de Estados Unidos.

“Para ser honesta, es muy desgarrador. Lo llamo así: una traición, y no solo de la administración Biden”, dijo. “Es una traición para todos los políticos de todo el mundo que están presenciando cómo se decapita a la gente en Afganistán y se les dispara en Irán”, agregó.

Las mujeres afganas durante los últimos años habían logrado avances considerables en sus derechos, tales como la posibilidad de participar en política, ocupar cargos públicos, profesar libremente una religión y vestirse según sus deseos.

Con la re imposición de la ley islámica, las mujeres retrocedieron en todos sus avances logrados, aunque según lo relatado por la periodista especializada en estos asuntos, están saliendo a las calles y llamando al resto del mundo para hacerse escuchar. Hoy solo dependen de la ayuda internacional para recuperar sus libertades y derechos perdidos.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.