Redacción BLes – Los esfuerzos de los republicanos contra el fraude electoral en Pensilvania fueron atendidos positivamente por una juez, quien ordenó detener las certificaciones hasta que se escuchen las audiencias del 27 de noviembre. 

La Juez Patricia McCullough respondió así a la demanda en la que se argumenta la violación de la constitución estatal con la ley que permite el voto no presencial sin excusa, pero ignorando los casos específicos en los que está permitido, según Fox News del 25 de noviembre. 

“En la medida en que se pueda perfeccionar la certificación de los resultados de las elecciones generales de 2020 … para el cargo de Presidente y Vicepresidente de los Estados Unidos de América, se prohíbe preliminarmente a los demandados que lo hagan, en espera de una audiencia probatoria”, dictaminó McCullough.

La demanda la presentaron los votantes de Pennsylvania, incluyendo al Representante Mike Kelly, republicano. 

Adicionalmente, la campaña Trump espera que se descertifiquen en Pensilvania los resultados del conteo estatal de votos cuando apelen la desestimación, de otra de las demandas presentadas en este estado. 

En este otro caso, a los votantes demócratas se les concedió indebidamente la posibilidad de enmendar los votos no presenciales, con errores en el llenado del formato. También se alega que se contaron más de 680.000 papeletas sin la debida observación.

Por su parte, el equipo legal del presidente Trump anunció que se realizarán audiencias públicas en el senado de Pensilvania y en las legislaturas de Arizona y Michigan.

El objetivo es presentar pruebas del fraude electoral, y la primera se presenta hoy en Pensilvania. La abogada Jenna Ellis reiteró el compromiso de su equipo por la transparencia electoral. 

Le recomendamos:

“Hubo graves irregularidades, tenemos pruebas de fraude en varios estados, y es importante que todos los estadounidenses tengan fe en nuestro proceso electoral”, señaló Ellis de acuerdo con Fox News. 

Enfatizando que: “Todo lo que hemos querido desde el principio es contar cada voto legal y descontar cada voto ilegal”.

Aunque en los estados de Pensilvania y Arizona se haya certificado al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, el poder de decidir una elección en litigio se encuentra en las legislaturas estatales. 

“Las legislaturas estatales están excepcionalmente calificadas y posicionadas para realizar audiencias sobre las irregularidades y el fraude electoral antes de que los electores sean elegidos”, declaró la campaña de Trump.

Las elecciones presidenciales 2020 son consideradas históricas, pero fueron empañadas con numerosos indicios de fraude a gran escala en perjuicio del presidente Trump, por lo que su equipo legal trabaja intensamente para descubrir los delitos.

A pesar de tener a los medios y a las grandes corporaciones tecnológicas como Twitter y Facebook en su contra, la motivación es muy alta y están seguros de que Trump continuará por cuatro años más en la Casa Blanca.  

José Ignacio Hermosa – BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.