Redacción BLes– El equipo legal de la campaña del presidente Donald Trump realizó una histórica conferencia de prensa el jueves en Washington D. C. afirmando que recolectaron pruebas suficientes que les permite deducir que hubo un fraude “centralizado” en las elecciones del 3 de noviembre con el fin de impedir la reelección del mandatario.

Encabezado por el abogado personal del presidente Trump, Rudy Giuliani, el equipo legal acusó al Partido Demócrata de robar boletas, impedir a los observadores republicanos participar en el conteo y cambiar los resultados de las computadoras a través de algoritmos.

“No es un fraude electoral singular en un estado”, dijo Giuliani explicando que “este patrón se repite en varios estados, casi exactamente el mismo patrón (…) lo que sugiere que había un plan – desde un lugar centralizado para ejecutar estos diversos actos de fraude electoral”.

Afirmó que esta es la “conclusión lógica” a la que se llegó como resultado de los incidentes que tuvieron lugar en varios estados.

“Lo que les describo es un fraude masivo”, aseguró Giuliani en la conferencia de prensa en el Capitolio que contó con la presencia de otros miembros del equipo legal de Trump.

El exalcalde de Nueva York especificó que este patrón de acciones ilegales se enfocó en las grandes ciudades gobernadas por los demócratas, y sobre todo en aquellas que “tienen una larga historia de corrupción”.

“Conozco los crímenes, puedo olerlos. No tienes que oler este, puedo demostrártelo de 18 formas diferentes”, continuó Giuliani, quien dirigió en los años ochenta el procesamiento de los jefes de la mafia de la ciudad de Nueva York cuando se desempeñó como Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York.

En ese sentido, aseguró que el equipo legal tiene pruebas suficientes para demostrar que el presidente Trump ganó Pensilvania por 300.000 votos y Michigan por unos 50.000 votos.

Giuliani ha alegado en reiteradas ocasiones que el fraude se produjo en grandes ciudades gobernadas por alcaldes demócratas como Detroit, Milwaukee, Atlanta y Filadelfia.

“Y a menudo he dicho, supongo que sarcásticamente pero es verdad. La única sorpresa que habría encontrado en esto es que Filadelfia no había hecho trampa en esta elección. Porque durante los últimos 60 años, han hecho trampa en casi todas las elecciones. Se podría decir lo mismo de Detroit”, dijo.

En la conferencia de prensa, que duró alrededor de una hora y media, el abogado republicano detalló que si bien no puede hacerlas públicas en este momento, hay “cientos” de declaraciones juradas de testigos que presenciaron casos de fraude e irregularidades durante los comicios.

Le recomendamos:

“Si cuentas los votos legales, Trump ganó Wisconsin”

En la conferencia de prensa del jueves, los abogados describieron las alegaciones presentadas en varias demandas.

Giuliani habló puntualmente de los incidentes ocurridos en Pensilvania en los que los observadores electorales republicanos afirmaron que no se les permitió observar el proceso de recuento de votos porque los obligaron a mantenerse a varios metros de distancia.

También alegó que aunque Pensilvania no permite a los votantes ausentes arreglar eventualmente algún error en sus boletas, sí se les dio esa oportunidad a algunas áreas, pero no justamente a aquellas en las que predomina la preferencia electoral por el Partido Republicano.

Citó declaraciones juradas de casos en Pensilvania y Michigan que expusieron el fraude. 

Una de ellas decía que los trabajadores de Pensilvania recibieron instrucciones de asignar votos sin nombre a personas al azar, lo que dio lugar a que miles de personas en Pittsburgh se presentaran a las urnas para descubrir que se habían emitido votos a su nombre.

Otra declaración jurada indicó que un supervisor de Michigan instruyó a los trabajadores a cambiar las fechas de las boletas en ausencia para mostrar que llegaron antes de la fecha límite.

Una tercera afirmó que se les dijo a los trabajadores que no pidieran identificación con foto a los votantes de Michigan, aunque la ley estatal lo requiere.

Giuliani también dijo que aproximadamente 100.000 boletas de ausentes en Wisconsin deberían haber sido consideradas inválidas porque no había solicitudes para ellas.

“Si cuentas los votos legales, Trump ganó Wisconsin”, aseguró al respecto Giuliani.

El caso de Georgia

Giuliani adelantó que el equipo legal presentará una “demanda importante” en Georgia el 20 de noviembre.

Según describió, el escrito incluirá acusaciones de fraude electoral, entre otros cargos.

“En la ciudad de Atlanta, a los republicanos no se les permitió ver el proceso de votación por correo en ausencia. Inspecciones completamente descartadas”, indicó.

“Tenemos numerosos votantes dobles, tenemos numerosos votantes de otros estados y tenemos evidencia específica de intimidación y cambios de voto. Todo eso estará en la demanda que saldrá mañana”, explicó durante la conferencia de prensa del jueves.

Giuliani explicó que el recuento de votos ordenado por el secretario de Estado Brad Raffensperger, que ha reducido la ventaja del candidato presidencial demócrata Joe Biden sobre Trump en alrededor de 1.400 votos, en realidad no significa mucho porque los trabajadores no estuvieron analizando las boletas de la manera correcta.

“Cualquiera que sea el recuento en Georgia hoy, es totalmente ridículo. Están contando las mismas papeletas fraudulentas una vez más”, indicó.

Sidney Powell, una reconocida abogada que también forma parte del equipo legal, detalló que la demanda presentada en Georgia por el abogado Lin Wood incluye una “declaración jurada impresionante y detallada” de un denunciante que dijo haber presenciado a funcionarios venezolanos trabajar con la empresa de software electoral Smartmatic para manipular elecciones en ese país. Dijo que Dominion Voting Systems usa software que incorpora gran parte del sistema Smartmatic.

A través de su cuenta en Twitter, el presidente Trump invitó a la comunidad a ver la conferencia de prensa para que conozca el “camino muy claro y viable” que guiará al mandatario hacia “la victoria”.

La campaña afirmó que está considerando presentar una demanda importante en Arizona y también en Virginia y Nuevo México.

Miguel Díaz – BLes.com