Redacción BLes– Un grupo de 17 legisladores republicanos del estado de Pensilvania descubrió 202.377 “más votos emitidos que electores votando”, al comparar los datos de los condados con los del Registro Uniforme de Electores del Estado (SURE, por la sigla en inglés) del 3 de noviembre.

“Estas cifras no cuadran, y la supuesta certificación de los resultados de la elección presidencial de Pensilvania fue absolutamente prematura, no confirmada y errónea”, declararon los legisladores según el medio alternativo News Net del 28 de diciembre. 

La enorme discrepancia es muy superior al doble de los 80.555 votos con los que se certificó al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, como el ganador de los 20 votos del Colegio Electoral del estado. 

Por su parte el presidente estadounidense, Donald Trump, tuiteó la noticia a través de su cuenta diciendo que el hallazgo hacía que los resultados de Pensilvania se volvieran a su favor. 

“Noticias de última hora: En Pensilvania hubo 205.000 más votos que votantes. Esto por sí solo hace que el estado se incline hacia el Presidente Trump”, escribió.

La declaración de los congresistas señala a las instituciones y funcionarios que intervinieron en el cuestionable proceso de conteo de votos. 

“Estos hallazgos ponen en duda la exactitud del SURE, la coherencia en la aplicación del Código Electoral de Pennsylvania de condado a condado, y la competencia de los encargados de la supervisión de las elecciones en nuestro Estado”.

Le recomendamos:

Igualmente, menciona otros de los manejos fraudulentos que les preocupan, y que se han repetido en al menos los otros cinco estados contra los cuales se presentaron demandas reclamando transparencia electoral. 

“Ya nos preocupaban las acciones de la Corte Suprema de Pensilvania, del Poder Ejecutivo y de los funcionarios electorales de ciertos condados que contravenían y socavaban el Código Electoral de Pensilvania al eliminar la verificación de firmas, los matasellos y las fechas de vencimiento…”, dijeron los congresistas según News Net. 

Y agregaron: “… permitiendo al mismo tiempo la proliferación de buzones con medidas de seguridad cuestionables y el curado no autorizado de las boletas, así como el trato cuestionable de los observadores electorales, todo lo cual creaba grandes oportunidades de irregularidades en las elecciones presidenciales de 2020”.

El usuario de Twitter, @atrdchris, acompañó a uno de sus tuits la foto de la declaración emitida por los legisladores, en la que aparece la tabla comparativa del total de los votos suministrados por los condados y de los registrados en el SURE. 

Luego de casi dos meses de que se efectuaran las elecciones presidenciales aún no se anuncia oficialmente al presidente para los próximos cuatro años.

El proceso electoral ha sido sacudido por una descomunal serie de fraudes y por la sospechosa inactividad de las entidades destinadas a resolverlos.

La próxima gran fecha que marcará un hito en la accidentada elección será el 6 de enero, y todas las miradas se vuelcan expectantes hacia el vicepresidente Mike Pence, quien tendrá un rol decisivo antes de que ocurra la posesión presidencial el 20 de enero, fecha final consagrada por la Constitución Nacional. 

José Hermosa – BLes.com