Redacción BLesLa Corte Suprema del estado de Pensilvania, EE. UU., determinará si excluye del escrutinio 8.000 boletas de votos adjudicadas al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, que presentan fallas en el llenado de las mismas.

Esta decisión se toma a petición de la Campaña Trump, que argumentó errores como la falta del nombre del votante, de la dirección o de la fecha en el exterior de los sobres de retorno, incumpliendo así los requisitos establecidos para los votos válidos, según Bloomberg del 18 de noviembre. 

Estas boletas se recibieron en Filadelfia, donde un juez ya había desestimado en primera instancia su descalificación. 

Para imprimir celeridad al proceso la Corte Suprema utilizaría la jurisdicción de emergencia.

Aunque Biden lleva hasta ahora una ventaja de 80.000, el proceso electoral no termina todavía. 

En este sentido, la Campaña Trump ha propuesto varias alternativas ante las irregularidades que detectó. Por un lado expone que alrededor de 70.000 boletas estuvieron mal diligenciadas y que por ese motivo deberían ser excluidas de la cuenta de votos.

Por otro lado, en los condados de Pensilvania con mayor número de votantes demócratas a estos se les permitió corregir errores al rellenar las boletas, pero a los votantes de los condados predominantemente republicanos no se les dio esa oportunidad, lo que se considera que atenta contra sus derechos. 

Le recomendamos:

Asimismo, media docena de condados violaron la ley estatal y no permitieron a los observadores republicanos supervisar de cerca la distribución de los votos en las mesas correspondientes. 

También se propuso que en vista de tantos errores y omisiones sea el Congreso del estado el que defina quién es el ganador de los votos electorales que confiere el estado, y se ignoren las cantidades del conteo de las boletas.  

Otro de los datos que causa malestar en medio del proceso electoral es que de 2.614.011 votos tan solo se rechazaron 951 por no cumplir con los requisitos del voto por correo, equivalentes  al 0.03%, lo que implicaría que se recibieron muchas más boletas de voto mal diligenciadas que en elecciones anteriores. 

En otras palabras, en estas elecciones la aceptación de boletas mal diligenciadas aumentó más de 30 veces, señala Just the News.

A pesar de la gran cantidad de irregularidades observadas en varios estados, el presidente estadounidense, Donald Trump, afirma con toda seguridad que los estadounidenses solo quieren su reelección, y aún se esperan nuevas revelaciones sobre fraudes masivos que así lo confirmen. 

José Hermosa – BLes.com