Redacción BLes– Continúa el escándalo electoral en Georgia y cada vez más pruebas demuestran la existencia de un fraude sistemático y centralizado. En la mañana del viernes salió a la luz que se descubrió una partida con 23 mil votos fraudulentos y casi el 100% fueron contabilizados para el candidato demócrata Joe Biden. Si se eliminan esas boletas falsas, el presidente Trump pasaría a ser el nuevo ganador de las elecciones en Georgia.

Una trabajadora electoral de Georgia que aseguró tener 20 años de experiencia en el manejo de boletas y recuentos, dijo en una declaración jurada el 17 de noviembre que notó un lote inusual de boletas en las que las hojas no tenían signos de uso o marcas, y aproximadamente el 98 por ciento fueron contabilizadas para el candidato presidencial demócrata Joe Biden.

En la mañana del viernes se viralizó un video que muestra el polémico lote de los 23 mil votos informado en el estado de Georgia, todos los cuales son para Joe Biden. 

En un hilo de Twitter, una persona comparó el video con declaraciones juradas de testigos del fraude en Georgia. Dos declaraciones juradas describen un lote de votos de Biden que estaban en perfectas condiciones y perfectamente hechos.

En el mensaje del tuit se puede leer: “BIDEN toma el 98% de un lote de 23.487 votos a las 12:18 am – ¡Imposible! ** Este análisis corresponde con las declaraciones juradas de Georgia. 98% FOR BIDEN”

Según reportó The Gateway Pundit, ambas declaraciones juradas describen un lote de votos para Biden que estaban en perfectas condiciones, sin pliegues ni arrugas. Tal lo informado también por la persona que publicó el video en Twitter que agregó en un mensaje:

“Un trabajador del recuento de Georgia con 20 años de experiencia en el manejo de boletas describió un extraño lote que destacó como que tenía ‘algo diferente’. Las hojas eran puras a diferencia en la textura del papel sin marcas y quizás lo más llamativo es que un 98% de esos votos eran para Joe Biden.”

Otra declaración jurada de un demócrata de Georgia dice: “Cientos de estas boletas parecían impecables, sin pliegues ni arrugas. Las selecciones de boletas se hicieron perfectamente, y todas resultaron ser selecciones para Biden”.

También se puede ver otra declaración jurada de otro demócrata en Georgia afirmando: “Todos tenían un sello negro perfecto y eran todos para Biden. Los escuché pasar a través de la columna y gritar el nombre de Biden más de 500 veces seguidas”.

Acorde a la información recolectada, estas boletas habrían sido contabilizadas después que los observadores republicanos fueran retirados del estadio, debido a una supuesta rotura de un caño de agua en plena madrugada. Hasta el momento no se lograron encontrar registros oficiales que den fe de la rotura y su arreglo. 

Susan Voyles, una de las trabajadoras electorales que declararon acerca del extraño lote de 23 mil boletas para Biden, presentó una declaración jurada en apoyo de la demanda del abogado Lin Wood contra el secretario de estado de Georgia, Brad Raffensperger, en la que afirmó que Raffensperger hizo cambios polémicos en las políticas electorales del estado.

El republicano Raffensperger, ha sido criticado por otros legisladores del mismo partido por su mal manejo del proceso electoral e incluso el propio presidente Trump ha apuntado contra él y el gobernador de Georgia, invitándolos a hacer mejor su trabajo. 

Según los medios hegemónicos de comunicación aliados a los demócratas, en Georgia las elecciones las gana Biden por tan solo 10 mil votos. Lo que implica que si se eliminan estos votos fraudulentos, automáticamente el ganador sería el presidente Trump.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.