Redacción BLesEl Dr. Eric Coomer, vicepresidente de la empresa Dominion que pasó fraudulentamente votos del presidente estadounidense Donald Trump al candidato demócrata presidencial, Joe Biden, advirtió en el 2016 que los vendedores y los funcionarios electorales podían manipular los resultados.  

Coomer era el responsable de Estrategia y Seguridad de Dominion Voting Systems y dijo a la Junta de Elecciones del Estado de Illinois que era posible acceder al software de los sistemas electorales, de acuerdo con The Gateway Pundit del 13 de noviembre. 

Además, los sistemas deben ser certificados nuevamente cada vez que hagan cambios en el hardware o en el software y este es un proceso muy costoso, que Dominion no vuelve a hacer por su cuenta.

Al parecer ninguno de los sistemas utilizados en todo Estados Unidos cumple con las recertificaciones, lo que de todas maneras no evita que sean manipulados desde el software.

Ante las reclamaciones de que los sistemas de Dominion transferían los votos de Trump a Biden y que los eliminaban, el empresario Joe Oltmann, alguien interesado en estos fraudes, investigó el perfil de Coomer y encontró que es contrario al presidente Trump, a quien desacredita.

Adicionalmente, también encontró que Coomer trató de desinformar sobre el grupo considerado terrorista Antifa, restándole importancia. 

Oltmann transmitió toda la información que encontró a través de Twitter y su cuenta fue suspendida el 12 de noviembre. 

Ahora, al parecer, Dominion contrató a una empresa de relaciones públicas “para el control de los daños” informa el medio alternativo NEWS PUSHED. 

En el 2016 Coomer relató en un video que aún aparece en YouTube, que los sistemas de Dominion son vulnerables.

Le recomendamos:

En esa ocasión es Sharon Meroni, de la organización “Defender el Voto”, quien le hace preguntas sobre los sistemas de conteo de votos, y ante quien Coomer afirmó que sí se pueden manipular.

Meroni le dijo a Coomer: “Eludir el software de los sistemas electorales significa que quien tiene acceso puede manipular el voto sin muchos riesgos de detección. Así que hay que preguntarse, ¿quién tiene acceso a estas tablas de datos?.

A lo que Coomer respondió: “Vendedores, oficiales electorales y otros a los que se les debe conceder acceso”. Meroni exclamó: “¡Esta es una información explosiva!.

Por su parte el periodista Jordan Schachtel publicó varios tuits comentando sobre este caso.

“Un periodista fue suspendido ayer por esta plataforma [Twitter] por haber publicado supuestos posts en Facebook que mostraban que Coomer era partidario de Antifa y que parecía estar llamando a la violencia contra el Presidente Trump”, escribió Schachtel.

Y agregó: “Dominion ha invertido en control de daños y está tomando varias medidas para reforzar su reputación”.

Agregando: “Han renovado toda su página web para abordar los ‘rumores’, mientras limpian activamente la Internet de cualquier mención de Coomer. Claramente, han contratado a una empresa de relaciones públicas para hacer este trabajo”. 

Asimismo, el autor Alex Stevens escribe: “Por eso es nuestro deber como ciudadanos transmitir esta información”. 

“Solo cuando la mayoría de los estadounidenses reconozcan que esta elección tiene el potencial de un fraude sistémico, podremos entonces corregir el error en los tribunales y comenzar a sanar”.

José Hermosa– BLes.com