Redacción BLesEl Teniente General retirado Thomas McInerney confirmó que las Fuerzas de Operaciones Especiales de EE. UU. capturaron los servidores de Dominion Voting System en Frankfurt, Alemania, luego de que estos se usaron en un gigantesco fraude electoral. 

Además, el General McInerney explicó que el kraken al que aludía la abogada Sidney Powell era el 305º Batallón de Inteligencia Militar, que ayudó a desentrañar la delicada misión, de acuerdo con una entrevista concedida a WVW-TV, publicada el 28 de noviembre. 

“Sidney y el Presidente, a través, creo, del General Flynn, han conseguido que la organización ‘Kraken’, el Batallón de Inteligencia Militar 305, trabaje con ellos”, dijo McInerney.

Igualmente, hizo notar el silencio de entidades muy importantes para la seguridad nacional, llegando a acusarlas de estar a favor del enemigo interno. 

“Porque en todo esto, no hemos visto ninguna huella del DOJ, del FBI, ni de la CIA en el lado amistoso. Han estado en el lado del ‘Estado Profundo'”.

Dos segmentos de la entrevista del General McInerney fueron tuiteados por el usuario  @TheSharpEdge1.

Los servidores fueron decomisados en una sede de la CIA y, al parecer, murieron algunos soldados en cumplimiento de la operación, lo que preocupa a McInerney.

“Mi informe inicial es que los soldados estadounidenses murieron en esa operación. Ahora bien, esa fue una operación de la CIA, así que eso es lo más preocupante”, agregó.

Le recomendamos:

Para McInerney este grave caso involucra a funcionarios de las diferentes ramas del poder político, que estarían fraguando un golpe de estado. 

“Esto es traición. Benedict Arnold regaló West Point, o lo intentó, en la Guerra de la Revolución. No hemos visto traición de esta magnitud en nuestra historia”, dijo McInerney, en la misma entrevista. 

Asimismo se mostró convencido de que el fraude a gran escala quedaría evidenciado al revisar los servidores decomisados en Alemania, a pesar de las interferencias que puedan interponer los demócratas. 

“Bueno, si lo hacen, entonces, el pueblo americano debe exigir que el Presidente se quede en el cargo hasta que esto se aclare, porque es traición. Es un golpe de estado contra el gobierno de los Estados Unidos y no podemos aceptarlo”, reiteró McInerney.

Por su parte la abogada Powell declaró en su demanda presentada en el Estado de Georgia,  que se había identificado interferencia extranjera originada en  Irán y en el Partido Comunista de China (PCCh). 

“El software del Dominio fue accedido por agentes que actuaban en nombre de China e Irán”, dijo Powell, citada por National File.

José Hermosa – BLes.com