Redacción BLesEl reconocido abogado Lin Wood, quien se incorporó recientemente al equipo legal de la campaña de Trump 2020, apuntó que el régimen comunista chino intentó socavar la elección presidencial para beneficiar al candidato demócrata Joe Biden mediante el software de votación Dominion.

“El sueño americano nunca será destruido por el Partido Comunista Chino. Nuestro país está en guerra con la China comunista. Nos atacaron con COVID & DOMINION”, señaló Wood el 12 de noviembre.

El abogado aseguró que el mundo está en el medio de “una guerra del bien contra el mal”. 

“China nos atacó con Covid, un arma biológica (…) Dominion era el sistema de votación comunista utilizado para controlar nuestra elección”, afirmó a través de Twitter.

Wood aseguró: “En 2020, la China comunista interfirió materialmente con nuestra elección. Cuando se investigue, se encontrará que esa declaración es la VERDAD”.

“Mantente fuerte, Patriota. La ayuda está en camino. La China comunista nunca nos quitará nuestras libertades”, aseguró.

Las declaraciones de Wood, quien representó con éxito al adolescente Nicholas Sandmann en las demandas por difamación contra The Washington Post y la CNN, surgieron horas después de que el propio presidente Donald Trump insinuara que los sistemas de Dominion fueron usados para robar la elección.

“¿Intentó alterar nuestra elección y fue atrapado?”, se preguntó de manera incisiva el mandatario ante la consulta de una periodista sobre las últimas noticias de Dominion.

Los medios han informado sobre los “fallos” del software electoral que resultaron en el robo de votos al presidente Trump y en los votos extra dados al candidato demócrata Joe Biden en numerosos estados indecisos.

Los sistemas Dominion se utilizaron en todos estos estados que no tenían a un vencedor claro en las encuestas antes del 3 de noviembre.

El 12 de noviembre, Trump se hizo eco de un informe del medio One American News (OANN, por sus siglas en inglés) que reportó que Dominion eliminó 2,7 millones de votos a su favor.

“Ha habido un esfuerzo masivo y coordinado para robar esta elección a Nosotros, el Pueblo de los Estados Unidos de América, para deslegitimar y destruir los votos para Donald Trump, para fabricar votos para Joe Biden”, aseguró la abogada Sidney Powell en un diálogo con Fox News.

Frente al inmenso número de casos de fraude e irregularidades, Powell ha expresado abiertamente la necesidad de cuestionar los resultados de las elecciones generales.

“Los fallos de la computadora no pudieron ni deberían haber ocurrido en absoluto. Ahí es donde ocurrió el fraude. Voltear votos en el sistema informático o agregar votos que no existían. … Tenían los algoritmos, tenían las boletas de papel esperando a ser insertadas cuando fuera necesario”, indicó la abogada que también forma parte del equipo legal de la campaña de Trump.

Le recomendamos:

“Los votos del presidente Trump en los estados azules aumentaron enormemente, fue entonces cuando tuvieron que detener el recuento de votos e ingresar y reemplazar [agregar] votos para Biden y quitar los votos de Trump”, detalló. 

En este sentido, Powell acusó a Dominion Voting Systems, una empresa con  cerca de un tercio del mercado de máquinas de votación. Dijo que la empresa Dominion reúne a personas con vínculos con las principales fuerzas demócratas.

“Tenemos que luchar con uñas y dientes en un tribunal federal para exponer este fraude abyecto y la conspiración detrás de él, y obtener un recuento y auditorías en todos los lugares que se necesitan, que francamente es la mayor parte del país”, dijo.

Nadeam Elshami, exjefe de personal de la presidente de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi, es un cabildero de Dominion desde el año pasado y Richard Blum, esposo de la senadora de California Dianne Feinstein  es  un importante accionista de la empresa Dominion.

Cabe destacar que Blum tiene un largo historial de relaciones con empresas vinculadas al Partido Comunista de China (PCCh), que podrían haber influido en las votaciones que la senadora Feintein hizo sobre China, sugiere SFGATE. 

“Feinstein también ha sido objeto de escrutinio por los extensos tratos comerciales de su marido Richard Blum con China y sus anteriores votos sobre cuestiones comerciales con el país. Muchos de sus activos están en fideicomisos ciegos”, reveló el SFGATE en el 2004. 

“Ellos [la empresa] han invertido en él por sus propias razones y lo están utilizando para cometer este fraude para robar votos”, agregó por su parte Powell.

Dominion tiene clientes en Puerto Rico y 28 estados, incluidos todos aquellos en los que Trump y su equipo están disputando el resultado de las elecciones. La compañía se ha enfrentado a fuertes críticas en los últimos días por denuncias de irregularidades en la votación en varios lugares, como Michigan y Georgia.

Miguel Díaz – BLes.com