Redacción BLesEl fiscal general de Arizona, Mark Brnovich, se sumó el miércoles a la batalla que busca lograr una auditoría seria y completa sobre el equipo electoral y las imágenes de las boletas del polémico condado de Maricopa, sospechado de un aberrante fraude electoral.

Según reportó The Gateway Pundit, la lucha contra el fraude en Arizona, uno de los estados que está en el centro de las críticas y en el foco de las investigaciones, desde el miércoles cuenta con el fiscal general estatal, Mark Brnovich, quien se sumará a los pedidos de auditoría en aquellos condados como el de Maricopa que no pueden explicar las irregularidades denunciadas. 

Sin lógica alguna, más allá de pretender ocultar algo, hace un par de semanas la Junta de Supervisores de Maricopa votó 4-1 para negarse a cumplir con las citaciones legislativas que solicitaban la entrega de las máquinas de votación Dominion

Las máquinas son solicitadas para llevar a cabo una auditoría forense que pretende lograr determinar alguna otra información, además de la aportada por los cientos de testigos que en sus declaraciones juradas detallaron las irregularidades de las elecciones.

En lugar de apoyar la transparencia y asegurarse de que hubiera elecciones libres y justas, tal como indican sus deberes y responsabilidades, lejos de eso, presentaron una denuncia en el Tribunal Superior para protegerse de su decisión de no hacer caso a la solicitud de envío de máquinas.

Le recomendamos:

Ante esta negativa sinsentido, el fiscal Brnovich presentó un informe detallando su apoyo a las citaciones del Senado para lograr una correcta y urgente auditoría del equipo electoral.

En su informe el fiscal enumeró algunos puntos principales argumentando por qué la Junta debe colaborar con la solicitud.

En primer lugar Brnovich, aseguró que la Legislatura de Arizona tiene sobrada autoridad constitucional y estatutaria para emitir citaciones de este tipo.

En segundo lugar, el presidente de cualquiera de las cámaras o el presidente de cualquier comité, tiene el poder suficiente como para emitir citaciones a un condado en relación con la administración de elecciones.

En tercer lugar, las citaciones emitidas a subdivisiones políticas, como el caso de un condado, no debería presentar problema alguno de separación de poderes.

Arizona informó una participación electoral del 79,9%, la más alta del país según las últimas estadísticas oficiales reportadas. También implicó la mayor participación en la historia del estado.

Ante esta situación, y la continua llegada de demandas por irregularidades en el conteo de votos del sistema de Dominion, los líderes legislativos del estado de Arizona han solicitado el 4 de diciembre una auditoría urgente del software y equipos de votación de Dominion, en el polémico condado de Maricopa.

En el comunicado de prensa de la Legislatura de Arizona se puede leer:

“La presidenta del Senado, Karen Fann, y el portavoz de la Cámara de Representantes, Rusty Bowers, convocaron hoy una auditoría independiente del software y equipo Dominion utilizados por el condado de Maricopa en las elecciones generales de 2020”.

El gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, está en el centro del conflicto por haberse apresurado a firmar una legislación con el objetivo de que el condado más poblado, el condado de Maricopa, quien generalmente determina quién es el ganador de Arizona, utilice las máquinas Dominion en las elecciones de 2020.

Su actitud fue fuertemente criticada, tanto por sus compañeros republicanos como por el propio presidente Trump, quien cuando Ducey decidió certificar la supuesta victoria del candidato demócrata Biden el 30 de noviembre, escribió un duro mensaje en su cuenta de Twitter dedicado al gobernador de Arizona diciendo:

“¿Por qué se apresura a poner a un demócrata en el cargo, especialmente cuando se están revelando tantas cosas horribles sobre el fraude electoral en la audiencia que se está celebrando en este momento? @OANN Que está pasando con @dougducey? ¡Los republicanos lo recordarán por mucho tiempo!”

Andrés Vacca – BLes.com