Redacción BLes– El gigante tecnológico Facebook reportó la eliminación de 22.5 millones de mensajes de los usuarios en su plataforma entre abril y junio, lo que equivale a un aumento del 130 % con respecto a los 9.6 millones de posteos borrados en el primer trimestre de este año. 

Facebook dijo que había aplicado sus criterios sobre mensajes calificados en general como “discurso de odio”, y que el gran incremento en la represión se debía a los ajustes hechos al sistema automático utilizado en estos casos, según su reporte de agosto. 

“El cambio fue impulsado en gran medida por el aumento de la detección proactiva, impulsada por la tecnología en la que hemos estado trabajando”, explicó Guy Rosen, el vicepresidente de Facebook enfocado en la integridad, de acuerdo con Bloomberg del 11 de agosto. 

El sistema revisa mensajes que se refieren a “raza, etnia, origen nacional, afiliación religiosa, orientación sexual, casta, sexo, género, identidad de género, y discapacidad o enfermedad grave”, según la página de Facebook. 

No obstante sus declaraciones, esta plataforma ha sido acusada de suprimir mensajes de acuerdo con criterios carentes de imparcialidad, al menos con respecto a las páginas y mensajes de los afiliados que emiten contenidos conservadores. 

La campaña del presidente estadounidense Donald Trump acusó a los poderosos medios sociales de “sesgo flagrante”, luego de que Facebook retiró un video por la supuesta violación de sus políticas sobre la publicación de información sobre el virus PCCh (Partido Comunista de China). 

“Otro día, otra muestra de la flagrante parcialidad de Silicon Valley contra este Presidente, donde las reglas solo se aplican en una dirección. Las empresas de medios de comunicación social no son los árbitros de la verdad”, criticó Courtney Parella, la secretaria de prensa nacional adjunta de la campaña, citada por NBC News del 5 de agosto. 

Por otro lado, grupos de derechos civiles afirman que Facebook no cumple sus políticas sobre el discurso de odio y la desinformación, por lo que organizaron un boicot publicitario en julio.

Asimismo, una reciente auditoría de derechos civiles encontró que Facebook no modificó sus políticas de supresión de votantes seguidores del presidente Trump.

En este sentido, los principales legisladores demócratas del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, instaron a los miembros de la nueva Junta de Supervisión de contenidos de Facebook, a influenciar cambios en las políticas de moderación.

“Creemos que la Junta de Supervisión no podrá abordar el daño que Facebook está infligiendo a la sociedad a menos que el propio Facebook enmiende sus políticas de contenido o faculte a una Junta de Supervisión verdaderamente independiente para tomar decisiones vinculantes que no puedan ser anuladas por Mark Zuckerberg o sus subordinados”, escribió el Presidente de Energía y Comercio Frank Pallone, Jr. (D-NJ), respaldado por otros dos altos funcionarios de la entidad, de acuerdo con Bloomberg. 

Jose Hermosa– BLes.com