La madre de Rylee McCollum acusó al gobierno de EEUU de la tragedia que terminó con la vida de 13 soldados estadounidenses. El grumete tenía apenas 20 años y próximamente sería padre.

Rylee McCollum es uno de los 13 militares estadounidenses que fallecieron en los atentados terroristas de este jueves en Kabul. El infante de marina de 20 años participaba de su primer despliegue en Afganistán, cooperando con las operaciones de evacuación.

Kathy McCollum, madre del difunto grumete, responsabilizó al gobierno de Estados Unidos por la tragedia. En una entrevista con Andrew Wilkow, del programa «The Wilkow Majority», la mujer declaró: «Solo quiero que sepan todos los demócratas que hicieron trampa en las elecciones, o que votaron por él [Biden] legítimamente, acaban de matar a mi hijo».

Además, apuntó directamente contra el presidente Joe Biden. «Ese pedazo de mier**a irresponsable y plagado de demencia acaba de enviar a mi hijo a morir», sentenció según lo informado por Newsweek. Asimismo, manifestó que el mandatario «ni siquiera sabe que está en la Casa Blanca» y que «todavía piensa que es senador».

Luego de estas declaraciones, McCollum se disculpó con el presentador «voy a tratar de calmarme, perdón», expresó. En el programa, la mujer relató que dos infantes de marina fueron a su casa durante la madrugada a notificarle la muerte de Rylee. Este próximamente sería padre y esperaba volver a EE.UU. para estar con su esposa en el nacimiento de su hijo, según contó la entrevistada.

Los protagonistas de una tragedia

Rylee McCollum siempre soñó con ser marino. «Quería ser un infante de marina toda su vida y llevaba su rifle en sus pañales y botas de vaquero», señaló su hermana Roice en un comunicado. «Estaba decidido a estar en infantería y este fue su primer despliegue», aseguró.

Al momento de detonar la bomba, el joven oriundo de Bondurant, en Wyoming, se encontraba manejando el puesto de control en el aeropuerto. La explosión atribuida al Estado Islámico cobró la vida de 170 personas, entre ellas, la de varios menores de edad. Más recientemente, un ataque aéreo estadounidense contra un atacante suicida terminó matando este domingo a 10 miembros de una familia, incluidos seis niños.

Mientras tanto, en EEUU continúa el duelo por las víctimas. El gobernador de Wyoming, Mark Gordon, ordenó que todas las banderas estatales y estadounidenses bajen a media asta hasta el lunes en honor a McCollum y a los otros soldados fallecidos.

«Nuestros pensamientos y oraciones están con la familia y los amigos de Rylee McCollum de Bondurant», tuiteó el gobernador. «Jennie y yo, junto con todo Wyoming y todo el país, agradecemos a Rylee por su servicio», expresó.

Por otra parte, se han realizado donaciones para apoyar a la viuda del marine y su hijo. Según informó Associated Press, hasta el domingo por la mañana el monto recaudado ascendería a casi 500000 dólares. De forma paralela, la familia del joven organizó dos eventos en los que ha recolectado 487000 dólares.

María José Olea Álvarez – Panampost.com