Redacción BLes – El viernes, Facebook anunció que ha prohibido al ex presidente Donald Trump reanudar su plataforma de medios sociales, incluyendo Instagram, durante al menos dos años, tal vez más.

El anuncio se produjo en una entrada de blog del vicepresidente de asuntos globales de Facebook, Nick Clegg, el 4 de junio, quien declaró que la decisión podría variar si cualquier evaluación posterior indica que el regreso de Trump podría albergar ‘efectos negativos’.

“Al final de este periodo, recurriremos a expertos para evaluar si el riesgo para la seguridad pública ha remitido”, decía el anuncio.

Durante su presidencia, el ex mandatario había hecho notorias demostraciones de su contundente diplomacia en las plataformas de las redes sociales. Facebook suspendió su cuenta un día después del incidente orquestado por los demócratas y los grupos de extrema izquierda como Antifa y Black Lives Matter el 6 de enero en el Capitolio.

En su blog, Clegg dijo que una revisión de la Junta de Supervisión sobre la suspensión de Trump ha hecho que Facebook revise su prohibición.

“La junta criticó la naturaleza abierta de la suspensión, afirmando que “no era apropiado que Facebook impusiera la sanción indeterminada y sin normas de la suspensión indefinida”, escribió.

Al dar más detalles sobre la promesa no absoluta de que Trump podría reanudar su servicio a su debido tiempo, Clegg dijo que Facebook se basaría en expertos para calibrar la situación. El ex presidente aún podría ser sometido a sanciones aún más fuertes de “hasta e incluyendo la eliminación permanente de sus páginas y cuentas” si “comete más violaciones en el futuro”.

“Evaluaremos los factores externos, incluidos los casos de violencia, las restricciones a las reuniones pacíficas y otros indicadores de malestar civil”, añadió. “Si determinamos que sigue habiendo un riesgo grave para la seguridad pública, ampliaremos la restricción durante un periodo de tiempo determinado y seguiremos reevaluando hasta que ese riesgo haya remitido”.

Poco después, Trump respondió a la decisión de Facebook, y criticó la ambiciosa participación del gigante de las redes sociales en su postura política.

“El fallo de Facebook es un insulto a los 75M de personas que han batido el récord, además de muchos otros, que votaron por nosotros en las elecciones presidenciales amañadas de 2020. No se les debería permitir salirse con la suya con esta censura y silenciamiento y, en última instancia, ganaremos”, declaró.

“La próxima vez que esté en la Casa Blanca no habrá más cenas, a petición suya, con Mark Zuckerberg y su esposa. ¡Será todo negocio!”, arremetió el ex presidente contra Zuckerberg.

En reacción al duro trato de Facebook hacia el ex presidente, varios usuarios han señalado la existencia de la doble moral en las políticas del gigante de las redes, ya que este demuestra una actitud amena con los medios de comunicación del Partido Comunista Chino (PCCh), los cuales promueven una imagen falsa del régimen con el propósito de tergiversar su verdadera naturaleza malvada y ocultar sus crímenes impunes como el aniversario de la masacre de la plaza de Tiananmen y otros abusos de los derechos humanos que continúan actualmente.

El congresista Mark Green (republicano de Tennessee) también se da cuenta de cómo Facebook aprueba el adoctrinamiento malicioso del PCCh en su plataforma mientras se esfuerza por prohibir a Trump.

“Los estadounidenses están hartos de la doble moral de las Big Tech”, dijo Green según The New York Post. “La cultura de la cancelación ataca de nuevo, y la doble moral no puede ser más evidente. ¿Cuándo prohibirá Facebook a los propagandistas del Partido Comunista Chino que han estado encubriendo los orígenes de COVID-19 y el genocidio contra los uigures en Xinjiang?”

También le recomendamos: Explosivo: En el 2016 un alto militar chino habría trazado la propagación del virus covid en EE. UU.

Ad will display in 09 seconds

El 4 de junio, la agencia de noticias Xinhua publicó en Facebook que las acusaciones sobre los continuos abusos de los derechos humanos por parte del Partido Comunista eran “mentiras descaradas”, al tiempo que reprendía la rígida postura de Washinton sobre la práctica maliciosa era una “campaña de desprestigio contra los registros de derechos humanos de China en los últimos días” que “se ha vuelto casi loca para desprestigiar y denigrar a China”.

Cada vez más es innegable la práctica de la falsa propaganda del PCCh. Sin embargo, existen muchos supervivientes, así como ex altos funcionarios chinos que cambiaron su rumbo y han dado testimonio de su legitimidad y de la verdadera esencia malvada del régimen.

Laura Enrione – Bles.com