Redacción BLesJames Carville, reconocido demócrata quien además trabajó como asesor estratega de Bill Clinton, ha culpado al “estúpido despertar” de los demócratas y sus políticas progresistas de haber provocado las recientes victorias republicanas principalmente en Virginia y Nueva Jersey. 

Carville brindó una entrevista en ” PBS NewsHour ” el miércoles 3 de noviembre y se le preguntó cómo fue que el republicano Glenn Youngkin derrotó al demócrata Terry McAuliffe en la carrera por la gobernación en Virginia, un estado que casualmente el presidente Biden ganó un año antes por 10 puntos porcentuales.

Al responder la pregunta, Carville fue determinante: “Bueno, lo que salió mal es este estúpido despertar”.

“No miren solo a Virginia y Nueva Jersey”, agregó sobre Garden State, donde el gobernador titular demócrata Phil Murphy apenas logró un segundo mandato.

“Mira Long Island, mira Buffalo, mira Minneapolis. Incluso mire a Seattle, Washington. Quiero decir, esta locura de ‘quitarle fondos a la policía’, esto de ‘quitar el nombre de Abraham Lincoln de las escuelas’, eso la gente lo ve”, continuó diciendo con indignación.

Según el análisis realizado por el veterano asesor, hay una gran cantidad de demócratas que no estarían haciendo una correcta lectura de la situación política. “Están expresando un lenguaje que la gente simplemente no usa, y hay una reacción violenta y una frustración por eso”, aseguró.

A tal punto algunos demócratas están analizando tan mal la política, que según Carville, el republicano Glenn Youngkin, quien ganó  las elecciones para gobernador  en Virginia, nunca emitió anuncios políticos contra el demócrata Joe Biden. Solo dejó que los demócratas implosionaran por sí mismos.

Carville dio a entender que la sociedad está cansada de las políticas de izquierda extrema. Tal es el caso de lo sucedido en Seattle, donde se permitió el desarrollo de una “zona autónoma” contra la policía.

“¿’Zona autónoma’? ¡¿Quién podría pensar en algo tan estúpido?!”, preguntó Carville.

Carville no es el único que desde adentro, apunta contra el extremismo de izquierda que ha penetrado en el partido demócrata durante los últimos años. 

En el mismo sentido, recientemente David Axelrod, quien fue director de campaña de Barack Obama, argumentó que los demócratas perdieron Virginia porque  “no tienen conexión” con los estadounidenses y resultan “molestos” para la sociedad.

Las contiendas en Virginia y Nueva Jersey resultaron un gran llamado de atención a los demócratas en cara a las elecciones intermedias de 2022. De continuar este panorama político probablemente podrían perder el control de la Cámara de Representantes y el Senado. 

El senador demócrata Joe Manchin dijo expresamente que las recientes derrotas deberían servir como una “llamada de atención”. “Solo puedo confirmar que tenemos un país dividido… Espero que sea una llamada de atención para todos nosotros”,  dijo Manchin a Bret Baier de Fox News el miércoles.

Carville, si bien se mostró muy molesto y decepcionado por su propio partido, predijo que no todo está perdido para los demócratas. Pero les suplicó que comenzaran a hablar “sobre cosas que son relevantes para la gente” y “se deshagan de esta tontería de izquierda, esta tontería que escucho”.

Andrés Vaca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.