Redacción BLes – El pasado viernes 22 de noviembre, el Washington Post filtró información sobre un funcionario de la administración Obama que habría modificado un documento de apoyo para la elaboración de la orden sobre la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera y que guardaría relación con Carter Page, quien fue asesor de la campaña para la presidencia de Donald Trump en el 2016.

De acuerdo con The Gateway Pundit, el abogado Kevin Clinesmith, junto con la exjefe del FBI Sally Moyer, habrían trabajado para el inspector general de la Comunidad de Inteligencia Michael Atkinson, que durante la administración Obama trabajó para el Departamento de Justicia.

Clinesmith integró el grupo de investigación del FBI denominado como ‘MYE’, o ‘examen de mitad de año’, cuya labor principal era investigar a la exsecretaria de estado Hillary Clinton y el uso indebido de un sistema de correo electrónico privado para llevar a cabo negocios del Departamento de Estado y que resultó finalmente en la retención de correos electrónicos clasificados.

El mencionado abogado habría trabajado además junto a Peter Strzok, exfuncioario de contrainteligencia del FBI y directo encargado de investigar la llamada colusión entre la campaña de Trump y el gobierno ruso y a quien hace poco señalaron de ser uno de los altos funcionarios del FBI que brindó servicios asistenciales a una abogada que trabaja para Hillary Clinton.

Clinesmith llegó a mencionar además que compartió un vínculo íntimo con Sally Moyer, quien fue la jefe del FBI en la Oficina del Asesor General. Según informó The Gateway Pundit, Moyer fue responsable del cumplimiento legal sobre las operaciones de contrainteligencia que generaron las aplicaciones del informe FISA.

Una vez que la oficina de inteligencia dio por terminada la investigación ‘MYE’, Kevin Clinesmith y Sally Moyer fueron asignados para dar comienzo a su próxima investigación sobre el hoy presidente Donald Trump y la supuesta colusión con Rusia en las elecciones presidenciales del 2016.

Tanto Clinesmith como Moyer habrían trabajado para el entonces abogado Michael Atkinson mientras este trabajaba para el Departamento de Justicia (DOJ por sus siglas en inglés) y que luego llegó a ocupar el cargo de Inspector General de la Comunidad de Inteligencia el 17 de mayo del 2018.

Según reveló entonces el Washington Post, Atkinson habría cambiado el formulario de denuncia de irregularidades presentado por un denunciante en contra del presidente Donald Trump.

Poco tiempo antes de las maniobras de Atkinson se hizo pública una denuncia contra el presidente de los Estados Unidos, la cual habría sido hecha por el oficial de la CIA Eric Ciaramella, un agente de 33 años cuya identidad fue revelada por RealClearInvestigations.

Atkinson se habría asegurado de que el formulario del denunciante contra el presidente se actualizara para agregar información de segunda mano que supuestamente el denunciante había proporcionado, acorde a lo informado por Gateway Pundit.

Más tarde el denunciante habría intentado modificar el formulario que originalmente presentó ya que inicialmente afirmaba que no había hablado con el Congreso antes de presentarlo, sin embargo más tarde se filtró que se había reunido con el equipo del presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes Adam Schiff, por lo tanto intentó modificarlo.

Según The Gateway Pundit, genera preocupación el hecho de que el denunciante trabajase como agente de la CIA dado que el ente de inteligencia está encargado de investigar las posibles amenazas externas, mas no de espiar al presidente. 

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Quién es Q? El plan para destruir EE. UU. en 16 años

Ad will display in 09 seconds
Temas: