Unos 3,2 millones de civiles armados integran la Milicia venezolana, anexada al Ejército y creada por el fallecido mandatario Hugo Chávez, padre político del actual presidente Nicolás Maduro.

El expresidente Evo Morales dijo el domingo (12-01-2020) que “Si volviera (a Bolivia), hay que organizar como Venezuela, milicias armadas del pueblo como en Venezuela”, al evocar su renuncia en noviembre tras perder el apoyo de militares y policías ante denuncias de fraude electoral.

En un contacto desde Argentina, donde reside, con la radio boliviana Kawsachum Coca (RKC), propiedad del sindicato cocalero al que pertenece, Morales dijo que “de acá a poco tiempo, si volvería (…) hay que organizar como Venezuela milicias armadas del pueblo”.

El exgobernante consideró “un error garrafal” no haber tenido “un plan B” para defender su gobierno, que se desmoronó tras un motín policial y la declaración pública del mando de las fuerzas armadas para que declinara el cargo que ostentó durante casi 14 años.

Las declaraciones de Morales, sobre quien pesa orden de detención de la fiscalía de Bolivia tras una denuncia por “sedición y terrorismo”, podrían agravar su caso, dijo Israel Alanoca, viceministro del gobierno de Jeanine Áñez, que se proclamó al frente del Ejecutivo boliviano.

“Ya existe un proceso en curso y un mandamiento de aprehensión por los delitos de sedición, terrorismo y financiamiento al terrorismo en contra de Morales. Lo que haga se sumará al proceso y puede haber incluso agravantes”, dijo Alanoca.

“Amenazas recurrentes”

Su principal rival en las elecciones de octubre, el expresidente Carlos Mesa, tuiteó que Morales “primero quiso cercar las ciudades y ahora sugiere armar grupos irregulares y violentos para enfrentar a los bolivianos y a las FFAA”. “Estas amenazas recurrentes muestran las verdaderos intenciones” de Morales, dijo Mesa.

Tras dimitir el 10 de noviembre pasado, Evo Morales se refugió primero en México y hace un mes en Argentina. Un gobierno provisional encabezado por la derechista Jeanine Áñez tomó su lugar para llamar a nuevas elecciones, que se celebrarán el 3 de mayo, sin Morales como candidato y dirigidas por un renovado Tribunal Supremo Electoral.

Evo Morales también aseguró, en otra entrevista publicada por el diario argentino “Perfil”, que Estados Unidos no quiere que él regrese a su país y que el “golpe de Estado” en Bolivia es producto de que Donald Trump “tal vez” lo quiere como un “trofeo”.

“Estados Unidos no quiere que vuelva a Bolivia (…) Lo digo con información oficial de México y de otras autoridades del continente”, señaló. “Donald Trump está buscando un trofeo. No pudo con Venezuela, ni con intervención ni con golpe. Tal vez Evo sea el trofeo que pretende”, subrayó.

Morales, que tuvo un estrecho vínculo con los gobiernos kirchneristas (2003-2015), aseguró que la relación con el peronista Alberto Fernández, quien asumió la presidencia argentina el pasado 10 de diciembre, “también es muy buena”.

Sin embargo, dijo que cuando llegó a Argentina tuvo “la información de que no podría estar en la frontera” con Bolivia. “Entiendo que es también decisión de la Embajada de Estados Unidos. Lo que quieren es prohibirnos, eliminarnos”, afirmó.

Fuente: DW

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.