Se le solicitó a la Eurocámara que no sea flexible ante la falta de apertura del régimen cubano tras las protestas de julio

Activistas opositores cubanos denunciaron este lunes ante la Eurocámara, la falta de apertura del régimen cubano tras las protestas multitudinarias que se vivieron el pasado mes de julio por la falta de medicinas, comida y en favor de las libertades.

Los opositores denunciaron que el “diálogo” que quiere promover el designado gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, se limita a un foro “entre revolucionarios”

Según el periodista Reinaldo Escobar, La Habana no está escuchando las demandas que llevaron a los cubanos a las calles en julio.

El fundador del portal de noticias ’14ymedio’ denunció que “ni una sola medida” adoptada por el Ejecutivo de la isla va en la línea de una mayor apertura. “No hay la menor intención de cambiar la situación con profundidad, ni someter a la consideración de la ciudadanía un cambio”, señaló ante los eurodiputados.

A la Unión Europea (UE), Escobar le pidió que no sea “tan flexible” con las violaciones de derechos en la isla. “Cada paso que dé la UE debe estar condicionado y tener una contrapartida por parte de Cuba. Además, debe ser mas enérgica con la denuncia de los presos políticos”, apuntó.

Laritza Diversent, de la organización Cubalex, criticó que la nueva ley de licencias para espacio radioelectrónico le otorgará la capacidad al régimen de Díaz-Canel para controlar las comunicaciones y dará más arbitrariedad al régimen cubano en el marco digital, pudiendo actuar contra manifestaciones como las sucedidas en julio.

El representante del Servicio de Acción Exterior de la UE, Jonathan Hatwell reconoció que no existe una solución fácil a los problemas de Cuba, ya que estos son “endémicos y muy profundos como para que haya soluciones rápidas”. “Se necesitan reformas a fondo”, argumentó.

Destacó aspectos que a su juicio son positivos tras las manifestaciones masivas de julio como el hecho de que los parámetros de la estrategia económica presentada por Díaz-Canel den pasos hacia lo que considera la “liberalización del mercado, el autoempleo y las pequeñas empresas”. “Son pasos positivos que podrían contribuir a poner el país en la línea del crecimiento sostenible”, valoró.

De su lado, el socialista Ignacio Sánchez Amor recalcó la petición de que Estados Unidos retire la política de bloqueo. “Quitar el embargo es quitar excusas a las tendencias autoritarias que se manifiestan en Cuba”, señaló.

Javier Nart, de los liberales, criticó la estrategia europea, y aseguró que varios años de cooperación con Cuba han llevado “a la nada”. “Entiendo que para establecer diálogo hay que establecerlo en una dirección que sea posible”, indicó, al tiempo que ha lamentado que toda la apertura económica en Cuba sean “unas pymes raquíticas”.

Patricia Chung – Miamidiario.com