Redacción BLes– El pequeño LeGend Taliferro, de cuatro años, fue asesinado mientras dormía en su casa de Kansas City, Missouri, víctima de una bala perdida en los disturbios recientes, y ahora su madre ruega para que se haga justicia y cese la violencia en Estados Unidos.

Charron Powell perdió a su único hijo el mes pasado, y el nombre de del pequeño fue adoptado por el Departamento de Justicia (DOJ), para las fuerzas federales que envió a investigar y controlar los atropellos que se están cometiendo en el país desde la muerte del afroamericano George Floyd, y que ya han causado cientos de muertos, informó Townhall del 22 de julio. 

“La Operación LeGend no es para acosar, no es para dañar, ni para perjudicar”, dijo Powell. “Es para ayudar a investigar los asesinatos sin resolver, uno de ellos resultó ser nuestro inocente hijo de 4 años”, explicó la madre afroamericana en la Casa Blanca, mientras se anunciaba la creación del grupo de agentes del FBI, de los U.S. Marshals, de la DEA y de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) el 22 de julio.

“Se supone que los niños son nuestro futuro y nuestro hijo de cuatro años no llegó a la guardería. Estoy aquí hoy como madre luchando contra la violencia por mi hijo, LeGend Taliferro”, explicó Powell.

La Administración Trump envió agentes federales a las ciudades asediadas por la violencia, a pesar de las presiones de los demócratas y de los activistas de izquierda, que argumentan que el gobierno federal está sobrepasando sus límites al defender las vidas y los bienes de los estadounidenses en esas ciudades.

“Mi familia y yo apoyamos la Operación LeGend y queremos firmemente que nuestra comunidad y todos los demás nos apoyen”, dijo Powell, agradeciendo la Operación organizada por el DOJ

“Esta operación debe seguir siendo para proteger a los ciudadanos de Kansas de los criminales violentos”, aclaró a su vez el alcalde Quinton Lucas, precisando el respeto por los manifestantes pacíficos.

Por su parte, el presidente estadounidense Donald Trump dio a conocer la creación de la Operación LeGend y se refirió a su misión.

“Los políticos extremistas se han unido a esta cruzada anti-policía y han vilipendiado implacablemente a nuestros héroes de la ley”, dijo el presidente Trump.

“Para mirarlo desde otro punto de vista, el esfuerzo por cerrar la policía en sus propias comunidades ha llevado a una impactante explosión de tiroteos, asesinatos y atroces crímenes de violencia. Este derramamiento de sangre debe terminar. Este derramamiento de sangre terminará”, enfatizó Trump. 

Asimismo, Trump señaló que en la ciudad de Nueva York, más de 300 personas fueron baleadas solo en el último mes, 414 fueron asesinadas en Chicago, y más de 1.900 resultaron baleadas en total, además de los incrementos exagerados de la criminalidad en varias otras ciudades.

Jose Hermosa – BLes.com