Las cifras varían mucho de un estado a otro, incluyendo algunos estados que le sorprenderán.

¿Tiene ganas de ver estadísticas deprimentes? Un nuevo informe de la empresa de servicios financieros Self concluye que el estadounidense promedio pagará la asombrosa cantidad de $525.037 dólares en impuestos a lo largo de su vida, aproximadamente el 34% de sus ingresos. 

Pero las cifras no son uniformes en todo el país, sino que varían mucho de un estado a otro. Basándose en los impuestos sobre los ingresos, el gasto, la propiedad y los autos, estos son los 10 estados en los que los residentes pagan los impuestos más altos a lo largo de su vida.

Encabezando la lista está Nueva Jersey, donde los residentes deberán, en promedio, la asombrosa cantidad de $932.000 dólares en impuestos a lo largo de su vida. ¡Eso es casi el 50% de sus ingresos normales de toda la vida!

El siguiente es mi estado natal, Massachusetts, apodado acertadamente “Taxachusetts” por el descontento de sus residentes (¡y antiguos residentes!). Su frustración es comprensible, ya que deberán un promedio de $827.000 dólares en impuestos durante su vida.

La tendencia de Nueva Inglaterra continúa con Connecticut en el tercer puesto de la clasificación. Los residentes promedio deberán la impresionante cantidad de $805.000 dólares en impuestos a lo largo de su vida.

Técnicamente no es un estado, pero se ha incluido en esta clasificación para que sirva de comparación. La capital de la nación norteamericana es uno de los destinos con más impuestos. El residente promedio de DC pagará $789.934 dólares en impuestos a lo largo de su vida.

La siguiente es una inclusión sorpresa: New Hampshire. El estado del Granito presume de tener cero impuestos sobre la renta y cero impuestos sobre las ventas, pero según este informe, los residentes medios seguirán debiendo aproximadamente $778.800 dólares en impuestos de por vida.

Sin embargo, el análisis de este informe sobre Nuevo Hampshire es algo atípico.

Debido a que el estado tiene tipos impositivos muy bajos, pero los residentes más ricos, pueden pagar cantidades totales de impuestos elevadas. Sin embargo, Nueva Hampshire ha sido clasificado en otros informes como uno de los estados con menos impuestos y con mayor retorno de la inversión del contribuyente. Esto significa que, a diferencia de la mayoría de los otros estados de esta lista, la gente que se muda a New Hampshire probablemente verá que sus impuestos bajan, en vez de subir.

Puede que Rhode Island sea el estado más pequeño de EE.UU., pero su presión fiscal es una de las mayores. El informe concluye que los residentes del estado del Océano pagarán, en promedio $767.000 dólares en impuestos a lo largo de su vida.

El siguiente es el estado del Imperio. Los neoyorquinos tendrán que desembolsar un promedio de $735.000 dólares en impuestos a lo largo de los años.

En el octavo puesto se encuentra un estado que muchos habrían esperado que estuviera aún más arriba: California. Los californianos deberán casi $711.000 dólares en impuestos a lo largo de su vida.

Le recomendamos: “Nosotros, el Pueblo”: El ÚLTIMO DISCURSO de Ronald Reagan que está más vigente que nunca

Ad will display in 09 seconds

Los residentes de Washington, D.C., cansados de los impuestos, no encontrarán mucho alivio al otro lado de la frontera de Maryland. En Maryland, el promedio de impuestos de por vida es de casi $700.000 dólares.

El siguiente es Illinois. Los residentes tendrán que pagar casi $694.000 dólares en impuestos, el promedio, a lo largo de su vida.

Este nuevo informe ofrece información útil para la gente frugal que está buscando mudarse. La comparación de las enormes sumas de riqueza confiscada a las que se enfrentan los residentes de estos estados con sus competidores de bajos impuestos, como Tennessee, donde los impuestos de por vida son de unos 348.000 dólares, nos recuerda por qué es tan importante el sistema federalista, con variación de políticas a nivel estatal. 

Los estadounidenses pueden “votar con sus pies” o mudarse según las políticas que recompensen el trabajo en lugar de atacar la riqueza. Y si las hordas de personas que abandonan California y Nueva York para irse a Texas y Florida son un ejemplo, eso es exactamente lo que están haciendo.

Nota del editor: Este artículo ha sido actualizado para incluir un contexto adicional sobre la situación fiscal en New Hampshire.

Brad Polumbo – fee.org.es