Redacción BLes – El representante republicano Doug Collins, un aliado incondicional del presidente Donald Trump, al igual que otros aliados, brindó su incondicional apoyo a la administración condenando a los medios de comunicación hegemónicos que le dieron la victoria al candidato demócrata Joe Biden sin tener el total de los votos contabilizados, y aseguró que todavía no se debe dar nada por terminado.

Collins escribió en su cuenta de Twitter: “No importa lo que digan los medios, esto NO ha terminado. No termina hasta que se cuente cada voto LEGAL. Esto es América. Nosotros, el PUEBLO, decidimos quién es nuestro próximo presidente. NO los medios”.

Después de que los medios hegemónicos y afines al Partido Demócrata le dieron la victoria al candidato Biden, incluso antes del recuento final de votos, comenzaron las críticas por parte de republicanos y conservadores. 

Según reportó Fox News, Collins se postuló sin éxito contra su colega, la senadora republicana Kelly Loeffler por un escaño en el Senado de Georgia. Loeffler se enfrentará en una segunda vuelta contra el demócrata, el reverendo Raphael Warnock.

Loeffler estaba compitiendo contra Collins por el voto conservador, sin embargo ambos candidatos están posicionados como partidarios en acérrima defensa del presidente Trump.

El propio presidente Trump emitió un comunicado, horas antes del anuncio de los medios, en el que informaba que su equipo legal se opondría a los resultados en la corte el lunes. También acusó a Joe Biden de “apresurarse a hacerse pasar falsamente por el ganador”.

Le recomendamos: 

 

El equipo legal de Trump ha publicado una enorme cantidad de demandas que demuestran fraude electoral y violaciones de procedimiento relacionadas con el recuento de votos. 

El propio abogado del presidente Trump, Rudy Giuliani, confirmó que el “fraude” en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre fue “increíble”.

“No les importa el fraude, es increíble”, dijo el exalcalde de Nueva York el 7 de noviembre, advirtiendo: “Los votos que Trump adelantó desaparecieron misteriosamente”.

En una conferencia de prensa el sábado por la tarde, Giuliani anticipó que la campaña del presidente Trump lanzará “una gran causa” para denunciar las irregularidades que se observaron en el conteo de votos en diversos puntos del país. A modo de ejemplo indicó que los observadores electorales republicanos “se vieron privados de la supervisión de la boleta electoral por correo”, lo que “generó mucho escepticismo”.

“En Filadelfia mantienen en secreto los votos de los muertos”, agregó Giuliani sobre las irregularidades observadas. En el estado gobernado por los demócratas, una fundación denunció que había 21.000 muertos en la lista de votantes.

El senador Josh Hawley, republicano por Missouri, también fue otro de los que criticó con firmeza las proyecciones de los medios que favorecieron a Biden y dijo que los estadounidenses deberían esperar a que se resuelvan los recuentos y los desafíos legales antes de declarar quién será el presidente. 

“Los medios de comunicación no pueden determinar quién es el presidente”, dijo Hawley. “La gente lo hace. Cuando se hayan contado todos los votos legales, se hayan terminado los recuentos y se hayan resuelto las denuncias de fraude, sabremos quién es el ganador”.

Andrés Vacca – BLes