El viernes falleció a sus 87 años la jueza de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg. A pesar de oponerse a los valores y creencias políticas fundamentales de Donald Trump, el presidente no dudó en lamentar su fallecimiento y reconocerla como una mujer asombrosa.

Según un comunicado de prensa de la Casa Blanca, el presidente Trump se enteró del fallecimiento de la jueza mientras estaba brindando una pequeña conferencia antes de despegar con el avión presidencial desde el aeropuerto de Minnesota. 

“Vaya, no sabía eso”, dijo Trump a los periodistas. “Ella llevó una vida increíble. Estés de acuerdo o no, fue una mujer increíble que llevó una vida increíble”. Añadió: “Es triste escuchar eso”.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, habla a los medios de comunicación sobre la muerte de la jueza de la Corte Suprema de los Estados Unidos, Ruth Bader Ginsburg, mientras se encuentra en la pista del aeropuerto regional de Bemidji después de su campaña electoral en Bemidji, Minnesota, Estados Unidos, el 18 de septiembre de 2020. (REUTERS/Tom Brenner)

Unas horas después, desde la cuenta de Twitter del presidente Trump se pudo leer un pequeño homenaje a la trayectoria de la jueza. En sus palabras, destacó de Ginsburg que fue “reconocida por su mente brillante y sus grandes desacuerdos en la Corte Suprema, la jueza Ginsburg demostró que uno puede estar en desacuerdo sin ser desagradable con sus colegas o con aquellos que tiene diferentes puntos de vista.”

Ginsburg era la segunda más antigua entre los nueve jueces de la Corte, detrás de Clarence Thomas, fue nombrada para un puesto de por vida por el presidente Bill Clinton en 1993, siendo la segunda mujer en ocupar ese puesto en toda la historia de los Estados Unidos. 

Ruth Ginsburg había informado hace un par de meses, que se encontraba enfrentando un tratamiento de quimioterapia para combatir un nuevo cáncer. Pero a pesar de esto, continuó en su cargo hasta el final. 

Ahora comienza una nueva disputa para elegir quién ocupará su lugar. Según reportó Fox News, el presidente Trump la semana pasada, ya había anunciado una lista de posibles nominados a la Corte Suprema, en caso de que fuera reelegido. En la lista se incluyeron varios jueces federales y tres senadores republicanos: Josh Hawley de Missouri, Tom Cotton de Arkansas y Ted Cruz de Texas.

Según describió el propio presidente, aquellos que figuran en la lista son “los más inteligentes, los mejores, la absoluta ‘creme de la creme’”, y agregó que todos son “conservadores” y “creen en la Constitución”.

De todos modos, el candidato elegido por el presidente para ocupar el lugar que ocupaba Ginsburg en la Corte, debe pasar obligatoriamente por el Senado de la Nación donde se tendrá que aprobar su designación.

Andrés Vacca – BLes.com