Redacción BLes– El presidente Trump anunció hoy nuevas restricciones para los estadounidenses que viajan a Cuba, con el fin de limitar al máximo que Estados Unidos financie al gobierno dictatorial comunista que rige en la isla. Durante el discurso, Trump fue crítico contra los regímenes comunistas de Latinoamérica y también contra el gobierno demócrata de Obama-Biden, a quienes acusó de haber sido cómplices de la dictadura de Castro a expensas del pueblo cubano. 

El discurso de Trump en la Casa Blanca, por un evento en honor a los veteranos sobrevivientes de la batalla de Bahía de los Cochinos, desarrollada en las costas cubanas casi 60 años atrás. En el anuncio se informó sobre las nuevas restricciones para los estadounidenses que viajen a Cuba, que incluirían la prohibición de compra de ron y tabaco y alojarse en hoteles de propiedad del régimen cubano.

En una nueva muestra del presidente Trump sobre su determinación en combatir los regímenes totalitarios y socialistas, recalcó su compromiso y el de las fuerzas estadounidenses a unirse a los pueblos de Cuba, Venezuela y Nicaragua en la lucha por lograr por primera vez en la historia un continente completamente libre, democrático y sin comunismo. 

Durante su discurso apuntó contra las políticas de la administración Obama-Biden, a quienes acusó de haber enriquecido con ellas a la dictadura castrista en perjuicio del pueblo cubano. En este sentido, confirmó que las sanciones impuestas sobre Cuba previas al mandato de Obama, continuarán vigentes “hasta que todos los presos políticos sean liberados, se respeten las libertades de reunión y expresión, se legalicen todos los partidos políticos y se programen elecciones libres”.

Haciendo referencia a los veteranos cubanos presentes en el salón, el presidente Trump los nombró como testigos reales de cómo el socialismo, los grupos radicales y los comunistas violentos arruinan una nación. Y continuó haciendo un paralelismo entre el comunismo y el partido demócrata en los Estados Unidos, que “está desatando el socialismo dentro de nuestro hermoso país”.

También apuntó contra los medios de comunicación afines a los demócratas, diciendo que están “siendo utilizados como tontos” y advirtió que: “no luchamos contra la tiranía en el extranjero para permitir que los marxistas destruyan nuestro país”.

En 2017, el presidente Trump abandonó los intentos de diplomacia con Cuba que comenzaron a negociarse con el expresidente Barack Obama y volvió a imponer sobre la nación isleña las sanciones económicas preexistentes.

Por su lado, tal como reportó Fox News, su rival presidencial demócrata, el exvicepresidente Joe Biden, ha dicho que consideraría revertir las políticas desarrolladas por Trump durante los últimos años y volver a intentar avances diplomáticos con el actual presidente cubano Miguel Díaz-Canel.

Andrés Vacca– BLes.com