Redacción BLes– El Departamento del Interior de EE. UU. aprobó el pasado lunes un programa de explotación de petróleo y gas en el Parque Nacional de Vida Silvestre del Ártico de Alaska. 

Bajo el amparo de la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos de 2017 que respalda la seguridad energética, la creación de empleo y el crecimiento económico para las generaciones futuras, el Congreso acaba de dar la aprobación final a un plan de explotación de gas y petróleo en la llanura costera del Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico de Alaska. 

Tal como informó el Departamento del Interior en un comunicado de prensa, el Secretario del Interior de los Estados Unidos, David L. Bernhardt, firmó el lunes la resolución que aprueba el Programa de Arrendamiento de Gas y Petróleo, la resolución determina bajo qué términos y condiciones se realizarán las explotaciones en la llanura costera.

“El Congreso nos indicó realizar ventas de permisos en la llanura costera del Parque Nacional de Vida Silvestre del Ártico en Alaska (ANWR), y hemos dado un paso significativo en el cumplimiento de nuestras obligaciones al determinar dónde y bajo qué condiciones se llevará a cabo el programa de desarrollo de petróleo y gas”, dijo el Secretario Bernhardt.

El programa básicamente consiste en que las firmas que obtengan la licencia de usufructo, obtengan los derechos de paso, las servidumbres y las áreas de tierras necesarias para la producción, y las instalaciones de apoyo que necesiten para encontrar y desarrollar la explotación de estos importantes recursos de petróleo y gas.

La decisión firmada posibilita que aproximadamente 630 hectáreas, o toda el área del programa Coastal Plain, estén disponibles para arrendamiento de petróleo y gas y, en consecuencia, para exploración, explotación y transporte potenciales en el futuro.

Según indicó el Departamento del Interior en su comunicado, el potencial energético de la llanura costera del ANWR, se desbloqueó finalmente luego de 30 años de estancamiento cuando el presidente Trump firmó la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, resolviendo que finalmente el desarrollo y la explotación de petróleo y gas se producirán en alrededor del 8% del territorio del Parque Nacional. 

La legislación no sólo permite un programa de desarrollo en la industria petrolífera y gasífera, sino también plantea un programa que entregará energía a la nación e ingresos al tesoro. 

Por su parte el Gobernador republicano de Alaska dijo: “El anuncio de hoy marca un hito en los cuarenta años de trayectoria de Alaska para desarrollar responsablemente nuestro Estado y la nueva línea energética de nuestra nación. El programa es un paso definitivo en la dirección correcta para desarrollar el potencial energético de esta área en la que contamos entre 4.300 y 11.800 millones de barriles de reservas de petróleo técnicamente recuperables”, informó NBC NEws.

Si bien, el proyecto recibió críticas respecto de los sectores ambientalistas, los defensores destacan que el Congreso al habilitar el 8% de la zona para explotación de hidrocarburos, logró un equilibrio entre el acceso a importantes recursos energéticos nacionales y la preservación permanente de vastas áreas de vida silvestre.

Además, según el informe, aseguraron que todas las actividades permitidas incorporarán los procedimientos operativos requeridos y las restricciones estipuladas basadas en la mejor ciencia y tecnología, para garantizar que el desarrollo energético no se produzca a expensas del medio ambiente.

Andrés Vacca – BLes.com