Redacción BLes – El presidente Joe Biden pronunció algunas frases fuera de lugar para cambiar el tono de su discurso en la base militar de Virginia, pero no todos quedaron satisfechos.

El presidente Biden y la primera dama comparecieron el viernes 28 de mayo en la Base Conjunta Langley-Eustis de Hampton para pronunciar un discurso previo al fin de semana del Día de los Caídos, en el que agradecieron a los miembros del servicio militar su dedicación a la soberanía de Estados Unidos.

“Cada año, el Día de los Caídos nos ofrece la oportunidad de reflexionar sobre los enormes sacrificios que generación tras generación de estadounidenses han hecho y las responsabilidades que tenemos los ciudadanos, a cambio”, comenzó Biden este discurso de agradecimiento.

El presidente expresó su gratitud de manera minuciosa y deliberada. El tema de su discurso fue indiscutiblemente motivador.

“Sois, sencillamente, la columna vertebral del país”, dijo Biden. “Sois la columna vertebral del país”.

Biden prosiguió con un episodio de su difunto hijo Beau Biden, que cuando aún vivía no se preocupaba por ocupar un puesto destacado en el gobierno y en cambio deseaba contribuir al ejército. Como padre orgulloso, Biden dijo que el espíritu poco exigente de Beau cuando se alistó en el ejército le recordaba la venerable voluntad de quienes desean luchar por Estados Unidos.

“Pero te digo que es, como muchos de vosotros, cumplís con vuestro deber y no esperáis nada por ello, excepto que tendréis el respeto general. Os merecéis mucho más, os merecéis mucho más”.

Las palabras del presidente estuvieron bien y fueron respetables, pero cuando se aventuró a mencionar a los presentadores del escenario Brittany y Jared y Nathan y Margaret Catherine, sus palabras posteriores desataron la polémica.

“Me siento especialmente honrado de compartir el escenario con Brittany y Jared y Nathan y Margaret Catherine”, dijo, y a continuación se giró para felicitar a los hijos de la veterana.

“Me encantan esos pasadores en el pelo, hombre. Te diré algo, mírala. Parece que tiene 19 años sentada ahí como una señorita con las piernas cruzadas. Brittany, estás haciendo un triple trabajo como veterana, esposa de un militar y maestra. Y niños, gracias por estar ahí para vuestra madre”.

No es raro que una persona se esfuerce demasiado y tiemble con algunos comentarios adicionales, pero sin importancia, durante su discurso público, y cuando se piensa en algunas palabras no planificadas, la mayoría acaban siendo frases irrelevantes y excesivas.

En este caso con Biden, aparte de las críticas que sus comentarios sobre la niña fueron percibidos como injustificados, el debate también deja entrever un escenario diferente si el ex presidente Donald Trump tropezara con intentos similares.

Le recomendamos: Creepy Joe y el diario íntimo de Ashley Biden

Ad will display in 09 seconds

“Esto sería noticia de primera plana en el NYT y la historia principal en la CNN durante dos semanas si Trump hiciera esto. Y no, esto no es whataboutism”, tuiteó Tony Mazur.

“Imagina a Trump diciendo exactamente lo mismo. Habría sido una noticia mundial”, dijo el usuario de Twitter BitBull.

También hubo voces que vieron normales los comentarios y que se olían remotamente a un comentario “espeluznante”.

“Lol yo dije lo mismo de mi hija cuando tenía como 4-5 años. Se sentaba en su mesita con las piernas cruzadas cuando nadie (que yo sepa) le enseñó a sentarse así. Pensaba que era muy femenino. Me pareció que comentaba su cuerpo de la forma en que la gente le da importancia”, dijo el usuario de Twitter Bay Boy.

Pero para otros, esos cumplidos a una niña por parte de un anciano de 78 años son ciertamente inapropiados.

Laura Enrione – BLes.com