Redacción BLes– El jueves 4 de febrero, el exjuez de apelaciones y exprocurador general de Estados Unidos, Ken Starr, dijo durante una entrevista con el periodista John  Solomon, que el juicio político del expresidente Donald Trump ‘violaba la historia y la estructura de la Constitución de los Estados Unidos’.

“Es una flagrante violación del texto, la estructura y la historia de nuestra Constitución, y del ejemplo histórico de la renuncia de Nixon, y el cese en esa etapa en la Cámara de Representantes de la investigación del juicio político”, dijo Starr.

Starr, quien representó a Trump en su primer juicio político, dijo a Solomon que tenía sospechas de que el presidente de la Corte Suprema, John Roberts, había optado por no presidir el próximo juicio en el Senado por motivos constitucionales, de acuerdo con Just the News.

“Voy a sacar una conclusión: Y es que el presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos lee la Constitución y dice: ‘No tengo autoridad para presidir’. Ninguna autoridad en absoluto. De hecho, creo que sería una violación de la Constitución que el presidente del Tribunal Supremo de Estados Unidos viniera a presidir el juicio de un expresidente, porque la Constitución es muy clara: En los casos de impugnación del presidente de Estados Unidos, el presidente del Tribunal Supremo presidirá”.

En ese sentido Starr aseguró que le gustaría ver una respuesta formal del presidente del Tribunal Supremo Roberts para confirmar la inconstitucionalidad del juicio político.

“Hagamos que alguien envíe una carta al presidente del Tribunal Supremo de los Estados Unidos diciendo: ‘Disculpe, tiene el deber de estar aquí’”.

Le recomendamos:

“Y espero que el presidente del Tribunal Supremo responda de manera formal en estos procedimientos para decir: ‘No tengo autoridad porque este no es el presidente en funciones de los Estados Unidos'”.

De acuerdo con un informe de AP del pasado 14 de enero, aún existe confusión sobre quién presidirá el juicio dado que “la Constitución dice que el presidente del Tribunal Supremo debe presidir el juicio político de un presidente. ¿Pero qué pasa con un expresidente? La respuesta es nadie, porque un juicio posterior a la presidencia sería inconstitucional”.

Por su parte, el expresidente Trump ha dicho que no testificará en su juicio político porque según ha dado a conocer su asesor principal, Jason Miller, “no testificará en un procedimiento inconstitucional”.

De acuerdo con Fox News, el jueves el equipo legal del expresidente Trump, rechazó la petición del gestor del impeachment, Jamie Raskin, para que Trump testifique en el marco del juicio político en el Senado, calificandolo de ser una “maniobra de relaciones públicas”. En ese sentido agregaron que “no pueden probar” las acusaciones contra él.

Tales comentarios fueron pronunciados luego de que los gerentes del juicio político de la Cámara de Representantes solicitaran al expresidente que brindara testimonio bajo juramento antes o durante el juicio político del Senado.

Los abogados de Trump, Bruce Castor y David Schoen cuestionaron tal decisión afirmando que “no existe tal cosa como una inferencia negativa en este procedimiento inconstitucional”.

“Su carta solo confirma lo que todos saben: no puede probar sus acusaciones contra el 45º presidente de Estados Unidos, que ahora es un ciudadano privado”, agregaron.

César Munera – BLes.com