Redacción BLes – La crisis fronteriza es una realidad en Estados Unidos y la administración Biden está recibiendo muchas críticas por el manejo de la misma. En esta oportunidad es el Sheriff del condado de Cochise, Arizona, Mark Dannels, quien en una entrevista para Fox & Friends Weekend, culpa a Joe Biden por la situación que vive su condado y el resto del estado.

Para el alguacil, todos los estadounidenses deberían preocuparse por lo que está ocurriendo en la frontera sur del país porque es una amenaza para la seguridad nacional. Dice además que no se tiene idea de quiénes son y que son los cárteles quienes los hacen entrar al país y los sueltan.

 

“Ahora mismo en este país, hemos tenido más de 200.000 fugas. Lo que significa que han sido vistos por las cámaras federales pero no fueron capturados. Y eso es lo que se está viendo. 200.000 en mi sector del estado, mi región del estado más de 60.000. Y luego miras cada día en la frontera suroeste, 1.100 fugas están entrando en nuestro país cada día”

Dannels se encuentra preocupado porque no puede cumplir lo que juró al asumir su cargo “salvaguardar la calidad de vida que los estadounidenses esperan y proteger a todos los estadounidenses.”, también cree que “todo líder electo debería pagar un precio político por este tema.”

A su vez, describe a la frontera como “escena del crimen más grande” ya que nadie se acercó a él para decirle que lo de la frontera es algo bueno y agregó “Quiero decir, es una epidemia en mi estado que tengamos una frontera que no es segura”.

No se puede perder de vista que el mes de junio tuvo la cifra más alta de inmigrantes ilegales en los últimos 21 años, la cifra ascendió a 188,829, según la última actualización en el sitio oficial de la Patrulla Fronteriza y de Aduanas de EE. UU..

Cabe señalar que no es menor la preocupación del Sheriff Dannels, la crisis fronteriza no solo pone en riesgo al pueblo norteamericano sino que también a los mismísimos inmigrantes ilegales, ya que los contrabandistas no tienen reparos en exponerlos a peligros y no discriminan por edades.

Cada vez van saliendo más casos a la luz de horrendas situaciones que involucran a los traficantes de personas que abusan sexualmente de mujeres migrantes y ponen a niños y bebés en balsas para que crucen el río del Valle de Río Grande en Texas.

De acuerdo a una publicación en la página oficial de  Aduanas y Protección de Fronteras de EE. UU., durante los primeros días de julio, la Patrulla Fronteriza y la Guardia Costera se encontraron con situaciones de todo tipo que involucran a contrabandistas de cárteles que lucran con las vidas de los migrantes.

También le recomendamos: Al borde de la CAÍDA HISTÓRICA del PARTIDO DEMÓCRATA

Ad will display in 09 seconds

En un caso, una mujer, de origen hondureño,  les contó a agentes fronterizos que acababa de cruzar la frontera con su esposo e hijo. Dijo que el traficante la hizo separar de su familia, a los que les pidió que se escondieran en otro lado y la arrojó al suelo y le rasgó la camisa y el pantalón. La mujer dio lucha al agresor y pudo escapar.

En otro caso, agentes de la Guardia Costera rescataron a nueve migrantes que estaban en una balsa que se estaba hundiendo. En la embarcación, que fue empujada lejos de la orilla por traficantes, había un bebé de nueve meses y dos niños no acompañados. Los migrantes estaban sin chalecos salvavidas y  pidieron ayuda a los gritos cuando se empezó a hundir la balsa, pudiendo ser rescatados y entregados sanos y salvos a agentes de la Estación de Patrulla Fronteriza de McAllen.

Sebastian Arcusin – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.