Redacción BLesEl senador estadounidense Marco Rubio, considera irresponsable “mentir al pueblo americano para manipular su comportamiento”, como lo hace el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, Dr. Anthony Fauci.

Para Rubio: “El pueblo americano merece la verdad, también merece responsabilidad. Cuando los representantes electos toman decisiones, pueden ser responsabilizados por el público”, sostiene en un artículo publicado en Fox News el 30 de diciembre. 

Desde su punto de vista “pasar la pelota a tecnócratas no elegidos evita la responsabilidad”, y lleva a que estos interpreten los hechos interfiriendo en el proceso político y en la acción de los electores.  

En este sentido Rubio considera que Fauci se excedió en sus mentiras, y se siente “horrorizado por su arrogancia”.

“Si quiere liderar la nación, debería presentarse a las elecciones. De lo contrario, debería darnos una lectura honesta y transparente de la ciencia, no de los datos de las encuestas, y dejar que el resto de nosotros, los políticos y el pueblo americano que nos elige, hagamos nuestro trabajo”, reiteró Rubio.

Fauci admitió que había engañado a los estadounidenses al cambiar el porcentaje necesario para que surtiera efecto la ‘inmunidad de grupo’ o de rebaño frente el virus del PCCh (Partido Comunista de China) del 60% al 90%, sin bases científicas.

Para Fauci mentir fue una estratagema para aumentar el porcentaje de personas que se vacunan, y agravado con la interferencia de sus intereses personales dado que, al parecer, recibe una comisión sustancial en la venta de las vacunas.

Le recomendamos:

Ante la desastrosa crisis generadas por el virus PCCh los estadounidenses tuvieron que tomar decisiones difíciles, y se esperaba que los científicos aportaran lo que saben desde sus áreas, no sus opiniones y expectativas avaladas por la fama.

Esa intervención “tiene sus límites, y no debemos temer denunciarlos cuando son sorprendidos sobrepasando su autoridad legítima”, reiteró Rubio. 

Otra de las manipulaciones de Fauci se evidenció cuanto dijo en marzo: “no hay razón para andar con una máscara” y advirtió que “hay consecuencias involuntarias” al usarlas.

Luego admitió en junio que no se basó en la ciencia sino en el temor a la escasez de las máscaras. 

Las posturas de Fauci fueron controvertidas por el mismo presidente estadounidense, Donald Trump, quien sugirió que lo destituiría en su próximo mandato. 

Fauci se posicionó como la “voz autorizada” de los opositores al gobierno y de los medios de comunicación hegemónicos, para difundir un discurso de miedo y justificar una cuarentena interminable.

Su interferencia llegó al extremo de ser declarado traidor de Estados Unidos, ante el Departamento de Justicia, de acuerdo con el medio Before It´s News del 29 de diciembre.

José Hermosa – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.