Redacción BLes– El senador estadounidense Rick Scott, republicano por el estado de Florida, alertó sobre la amenaza que implica para las universidades del país, la ley de seguridad impuesta por el Partido Comunista de China (PCCh) en Hong Kong.

Asimismo, el senador Scott, llamó la atención acerca del silencio que guardan las universidades sobre sus vínculos con el PCCh, mientras salen “a combatir las injusticias”, obedeciendo a la izquierda radical, según su artículo en Townhall del 10 de septiembre. 

“La izquierda radical se ha abierto camino en nuestras universidades y se ha centrado en combatir las injusticias percibidas, renombrando edificios, liberalizando los planes de estudio y promoviendo espacios seguros en lugar de un debate abierto y honesto”, escribió Scott. 

“Mientras tanto, guarda silencio sobre sus conexiones con la China comunista, un país que comete un genocidio contra su población musulmana y oprime activamente al pueblo de Hong Kong”, agregó Scott. 

Igualmente, advirtió que el PCCh se atribuye jurisdicción internacional con la polémica ley impuesta en Hong Kong, lo que supuestamente le permitiría juzgar y condenar a quienes infrinjan sus normas en el extranjero.

Estas normas castigan hasta los comentarios que desafíen el autoritarismo del PCCh.

“Si un estudiante chino que estudia en una universidad americana hace un comentario en un debate en línea que molesta al Secretario General Xi, ese estudiante podría ser castigado cuando vuelva a casa”, señaló Scott en su artículo.

“Todos debemos permanecer unidos y decir que los abusos de los derechos humanos de la China comunista no serán tolerados”, instó Scott.

De hecho, la influencia negativa del PCCh en el ámbito educativo estadounidense ha sido combatida durante los últimos años. 

Uno de los recursos de infiltración usados por el PCCh es su Plan de los Mil Talentos, que consiste en reclutar a científicos y profesores estadounidenses con el objetivo de transferir conocimientos a China de manera subrepticia e ilegal, y así generar grandes beneficios.

Según un informe del Centro de Estudios de Inmigración, China y otros países, envían estudiantes a las escuelas y universidades de EE.UU. para robar secretos comerciales y de defensa, informó el Washington Examiner en agosto de 2019.

“Muchos de esos gobiernos utilizan los programas de estudiantes y becarios extranjeros de Estados Unidos como oportunidades para participar en el espionaje y el robo de importantes secretos de defensa y comerciales, así como en avances tecnológicos de vanguardia”, dice el informe del Centro de Estudios de Inmigración.

“Para muchos países -China es un ejemplo excelente- ese tipo de espionaje es un ‘asunto de familia’ y alienta a todos sus estudiantes y académicos a llevar información importante a casa cuando se presenta la oportunidad”, agregó el mismo informe.

Una de las medidas tomadas por la administración Trump para combatir la infiltración del PCCh en la educación de sus jóvenes fue el cierre de los Institutos Confucio, financiados por este. 

“Espero que los cerremos todos para finales de este año”: informó el secretario de Estado, Mike Pompeo sobre el cierre de los Institutos Confucio en los EE.UU., en una entrevista con Fox Business el 1° de septiembre.

Jose Hermosa – BLes.com