Los reiterados errores que se presentan en los registros del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por la sigla en inglés) del estado demócrata de California, podrían propiciar la alteración de los resultados de las elecciones presidenciales de EE. UU. en el 2020.

Los registros automáticos con respecto a cómo ejercerán su derecho al voto los residentes del Estado han causado más de 100.000 errores desde el año 2018, informó The San Diego Union Tribune, y por eso el temor del impacto que podrían causar a la integridad de la elecciones.

“Registrar automáticamente a la gente para votar, sin su aprobación explícita, en el DMV ha llevado a errores inaceptables que afectan a nuestras elecciones y que ponen injustamente a la gente en riesgo de violar las leyes electorales”, señaló la senadora Patricia Bates, republicana por California, en esa oportunidad.

Igualmente, la senadora dijo que es hora de que el problema se solucione, según declaraciones hechas a One America News.  

Los errores no solo cambian el partido de las personas, pasándolas de republicanas a demócratas, sino que también las registran como sin preferencia por algún partido, cuando acuden para registrar o actualizar sus licencias de conducción.

En este sentido la senadora Bates impulsa un proyecto de ley para que los datos de las personas dejen de ser alterados automáticamente, y los cambios se registren voluntariamente y por libre elección de los interesados.

El asunto es que no solo involucra a residentes estadounidenses inhabilitados sino también a residentes extranjeros.

En octubre del año pasado, se hizo pública la noticia de que el DMV registró por error a 1.500 residentes inelegibles, incluyendo a personas que no eran ciudadanos estadounidenses, de acuerdo con The San Diego Union Tribune.

Lo que más les preocupa a algunos es el registro de inmigrantes ilegales, quienes podrían quedar habilitados para votar en las elecciones en Estados Unidos.

Por otra parte, los demócratas aprobaron una ley, que también fue firmada por el gobernador demócrata de California, Gavin Newsom, por medio de la cual todos los candidatos presidenciales estarían obligados a presentar las declaraciones de impuestos de los últimos cinco años.

Este era un intento por conocer los datos del presidente estadounidense Donald Trump. En caso de que no publicara sus cifras perdería todos los votos emitidos para su reelección en el 2020. 

No obstante, el Tribunal Supremo de California decidió que la Legislatura se había excedido y la propia Constitución del estado prohibía tal condición, según Los Angeles Times del 21 de noviembre.

Esa ley, única en su género en Estados Unidos, es una muestra de uno de los intentos de los demócratas para evitar que el presidente Trump gane un segundo mandato.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Vamos a devolver el poder al pueblo’ – ¿Fue Trump un elegido de Dios [Parte 1]

videoinfo__video2.bles.com||6934e94b0__

Ad will display in 09 seconds