Redacción BLes– El hijo del presidente Donald Trump, Eric Trump, ha advertido tanto a los senadores como a los representantes republicanos que si no se oponen a los resultados del Colegio Electoral para certificar las elecciones del 2020, “perderán sus carreras políticas”.

En una entrevista con el presentador de Fox News, Sean Hannity, Trump expresó: “Puedo decirte, Sean, cualquier senador o cualquier congresista, es decir, de este lado, que no peleará mañana, su carrera política terminó porque el movimiento MAGA no va a ninguna parte. Mi padre ha creado el mayor movimiento político en la historia de Estados Unidos”.

“Te digo que la próxima vez serán primarios. Y perderán si no muestran algo de firmeza y convicción”, agregó Eric.

Durante un mitin el martes, el presidente Trump advirtió a las multitudes en el estado de Georgia que si los demócratas ganan las elecciones de segunda vuelta al Senado, transformarán a Estados Unidos en un país con un partido único.

Le recomendamos:

“Harán que Washington, DC y otros lugares liberales sean los estados 51, 52 y 53 de la unión, garantizando a la izquierda radical una mayoría permanente en el Senado y la Cámara de los Estados Unidos, y en el colegio electoral”, declaró el presidente.

“Lo convertirán realmente en un país de partido único, y el partido será el partido equivocado”, agregó el presidente durante una manifestación en apoyo a los senadores republicanos Kelly Loeffler y David Perdue.

El presidente además advirtió que si ganaban los demócratas en la segunda vuelta de las elecciones en Georgia, llenarían la Corte Suprema “de extremistas enloquecidos, y no estoy contento con la Corte Suprema”.

Para hoy se espera que 140 republicanos de la Cámara y al menos 12 senadores desafíen los resultados de las elecciones generales una vez que el Congreso se reúna para contar los votos del Colegio Electoral.

La medida recibió el respaldo del vicepresidente Mike Pence, según dio a conocer su jefe de personal, Marc Short, indicando que acoge con satisfacción los esfuerzos.

“El vicepresidente acoge con satisfacción los esfuerzos de los miembros de la Cámara de Representantes y el Senado, para usar la autoridad que tienen bajo la ley para plantear objeciones y presentar pruebas ante el Congreso y el pueblo estadounidense”, dijo Short.

Por su parte, el vicepresidente Pence declaró el pasado 4 de enero en Georgia: “Sé que todos tenemos nuestras dudas sobre las últimas elecciones… Te lo prometo, ven este miércoles, tendremos nuestro día en el Congreso. Escucharemos las objeciones. Escucharemos la evidencia”.

Por el momento miles de personas que apoyan al presidente Trump y rechazan el alegado fraude electoral en todo el país se reúnen a las afueras de DC para exigir integridad en las elecciones de cara a la certificación de las elecciones por parte del Congreso.

César Munera – BLes.com