Redacción BLesLas empresas de Washington DC se preparan para enfrentar una posible ola de disturbios durante la semana de elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Como señala Just the News, algunos de los negocios como restaurantes y hoteles permanecerán cerrados el martes, día de las elecciones, ya que se espera que muchos de los clientes no concurran y opten por quedarse en sus casas para mantenerse a salvo ante eventuales amenazas.

La tensión que se cierne sobre las elecciones recae en gran medida en el conteo de las boletas electorales enviadas por correo como resultado del virus del PCCh (Partido Comunista chino) o coronavirus, el cual podría verse retrasado por varios días o incluso semanas.

Hasta ahora la votación por correo ha planteado retos para la oficina electoral, ya que a sólo cuatro días de las elecciones casi 5 millones de votos aún no han sido devueltos para su conteo en los estados claves, donde generalmente se definen las elecciones.

Además varios estados de EE. UU. han vivido meses bajo la presión de los disturbios provocados por grupos de manifestantes radicales de izquierda a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd en mayo, provocando daños a la propiedad, saqueos y el despliegue de la guardia nacional.

Por otro lado, de acuerdo con una encuesta publicada el pasado lunes, una mayoría de partidarios, tanto del presidente Trump como del candidato demócrata Joe Biden, no están dispuestos a aceptar las elecciones si alguno de sus candidatos no gana.

Le recomendamos:

La encuesta elaborada por Reuters / Ipsos, indica que el 41% de los partidarios de Trump no aceptarían una victoria de Biden; Mientras que, un 43% de los sufragantes que votarán por Biden se negarían a aceptar una victoria de Trump, sin importar cuán decisiva sea, informó Bizcap Review.

El Daily Beast informó a comienzos del mes de septiembre, sobre los planes de una coalición de grupos de izquierda que se estarían organizando para orquestar un “escenario de apocalipsis” en caso de que haya un resultado poco claro en las elecciones o uno que de la victoria al presidente Trump.

Por ahora las autoridades de Washington han advertido a las empresas de evitar bloquear sus entradas afirmando que no hay amenazas creíbles de violencia.

“El Distrito no recomienda que las empresas coloquen paneles en sus edificios”, se puede leer en un volante titulado: “Guía de recursos de demostración de la Primera Enmienda para empresas”.

“Si bien en este momento no hay amenazas conocidas o creíbles para el Distrito, los propietarios de negocios y propiedades deben planificar la eventualidad de que algo pueda suceder la noche de las elecciones y toda la semana siguiente, particularmente entre las 7 pm y la medianoche”, escribió en un correo el presidente del Distrito de Mejoramiento Comercial de Triangle, Kenyattah A. Robinson.

Just the News informa además que los residentes de Washington DC se están preparando no solo para las amenazas que se puedan presentar en la noche de las elecciones, sino también las que puedan ocurrir en los días posteriores.

El Departamento de Policía Metropolitana de DC gastó recientemente $ 130,000 para comprar un suministro de botes de gas lacrimógeno, afirmando que pueden resultar necesarios “para lidiar efectivamente con los disturbios ilegales”, según WUSA9.

César Munera– BLes.com