El FBI está investigando a 3 empresas mexicanas por comerciar a trueque comida por petróleo con la petrolera estatal venezolana PDVSA, lo cual no estaría violando las sanciones de los Estados Unidos ya que no hay dinero de por medio.

Una exclusiva de la agencia de noticias Reuters confirmó que el Departamento de Estado y el del Tesoro de EE.UU. están investigando si hubo empresas que violaron las sanciones impuestas a la petrolera estatal venezolana PDVSA desde enero de 2019.

A fines del 2018 el presidente Trump emitió sanciones contra todas las empresas del mundo que hagan negocios con empresas estatales vinculadas con la dictadura chavista. Sin embargo, el poco impacto que las medidas han tenido sobre el narco-tirano socialista, Nicolás Maduro, constituye una fuente de frustración para Donald Trump, cuya administración ha fortalecido las sanciones contra la dictadura en los últimos meses pero difícilmente han podido actuar sobre esas reglas.

Según Reuters, fuentes anónimas les confirmaron que hay 3 empresas mexicanas siendo investigadas por el FBI por hacer negocios con Maduro, lo cual llevaría finalmente al gobierno de EE.UU. a tomar acción.

1. Libre Abordo S.A, es una empresa de nacionalidad mexicana, constituida en el año 2010, dedicada a la importación, exportación, distribución y almacenaje de alimentos.

2. Schlager Business Group, empresa mexicana de servicios de Recursos Humanos, trabaja principalmente con Libre Abordo.

3. Jomadi Logistics & Cargo, es una empresa enfocada en ofrecer servicios relacionados con todo lo necesario para la comercialización de productos petrolíferos. Además, asesora a sus clientes para trámites de permisos requeridos para cumplir con las normas requeridas por la Secretaría de Energía e Importación de petrolíferos.

A su vez, el FBI está recopilando información sobre dos compañías especializadas en comercio de petróleo con sede en Europa que tienen un historial de operaciones con petróleo venezolano o ventas de combustible a PDVSA:

1. Elemento Ltd: es una empresa registrada en Malta que brinda el apoyo financiero necesario para el comercio internacional de energía. Trabajan comercializando con refinerías, otras compañías comerciales, grandes compañías petroleras, proveedores de energía, proveedores de combustible y compañías petroleras estatales.

2. Swissoil Trading SA: es una organización comercial integrada, con sede en Suiza, se dedica a la compra y venta de petróleo crudo, productos derivados del petróleo y derivados financieros relacionados.

“La investigación por parte de los departamentos de Estado y Tesoro podría conducir a la acción en las próximas semanas”, según Reuters.

Petróleo por comida

Según la información revelada que está investigando el FBI, Libre Abordo y Schlager comercializan a trueque con el régimen chavista. Estas compañías se comprometen a entregar 1.000 camiones cisternas para agua y 210.000 toneladas de maíz al país socialista a cambio de casi 15 millones de barriles de crudo venezolano.

Consultados sobre este tema, las empresas no tuvieron problema en admitir sobre este trueque, aunque aseguran que no infringen las sanciones estadounidenses. Además, aclararon que los camiones fueron entregados parcialmente, y que hasta ahora no habían suministrado ningún tipo de alimentos, ya que los bajos precios del petróleo habían afectado el cronograma original de entregas.

Sin embargo, estas empresas ya han recibido más de 26 millones de barriles de petróleo venezolano para reventa, según los documentos de exportación de PDVSA, mientras la población venezolana se muere de hambre y los políticos socialistas se adueñan de los recursos del país.

En solo cuatro meses, Libre Abordo y Schlager pasaron de recibir el 3% de las exportaciones totales de PDVSA al 39%, que promediaron unos 850.000 barriles por día en abril.

Cualquier negocio con el régimen chavista está ilegalizado por el gobierno de los Estados Unidos, pero sin embargo estas empresas mexicanas se justifican con que están permitidos bajo las sanciones siempre que no hubiera pagos en efectivo al gobierno de Maduro.

Libre Abordo y su afiliada Schlager firmaron en 2019 convenios con la estatal Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) para llegar a acuerdos de petróleo por alimentos, sin dinero de por medio. Por lo tanto, aseguran que los acuerdos no contravienen las sanciones porque Corpovex no ha sido específicamente incluida en la lista de personas o entidades sancionadas del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, como sí ocurrió con PDVSA, y la provisión de bienes humanitarios esenciales está exenta de sanciones.

“Ni Libre Abordo ni las compañías navieras contratadas para realizar los movimientos del hidrocarburo de PDVSA son sujeto de sanción, primaria o secundaria, por parte del Gobierno de Estados Unidos”, dijeron un comunicado reciente.

Las dos compañías mexicanas se han convertido en los intermediarios más grandes para el petróleo venezolano en los últimos meses, según documentos internos de exportación de PDVSA, revisados ​​por Reuters.

Como el régimen no puede vender su petróleo extraído con la sangre del pueblo, los socialistas optaron por negociar la comercialización del mismo con empresas privadas de México, país también gobernado por el socialismo que seguramente tuvo injerencia para hacer el nexo entre las empresas y la tiranía chavista.

Fuente: Derecha Diario.

Categorías: América