Redacción BLes- Elon Musk, propietario de la compañía, Tesla, agradeció al partido comunista chino por permitir reabrir su “Shanghái Gigafactory”, bajo el “sistema de circuito cerrado”, es decir, que los empleados deberán vivir en la fábrica y hasta dormir en el piso, para conseguir la producción diaria de 2100 autos eléctricos, en pleno brote de casos de coronavirus en Shanghái.

Tesla, que estuvo cerrada desde el 28 de marzo, por el aumento de casos de coronavirus en Shanghái, dejó de producir alrededor de 39.900 unidades hasta la fecha, informó Bloomberg.

Sin embargo, iniciar las operaciones en medio de la gran infección por covid-19, por circuito cerrado, significa que sus empleados tendrán que vivir en las instalaciones, incluso sin tener medios básicos, como por ejemplo una cama, Las personas deberán dormir en el suelo y habrá espacios asignados para ducharse, entretenimiento, comida, etc., de acuerdo a un memorándum.

Musk fue fuertemente criticado desde la apertura de su fabrica Tesla en Shanghái; debido a las graves denuncias de campos de trabajo forzado,y el genocidio contra el grupo minoritario uigur, aún así, el multimillonario no dio marcha a tras con su decisión.

 El senador republicano Marco Rubio, tras la promulgación de una ley que exige que las empresas demuestren que los bienes importados de Xinjiang no se produjeron con trabajo forzado, dijo sobre Tesla: “Seré franco: cualquier empresa que haga negocios en Xinjiang es cómplice del genocidio cultural que tiene lugar allí. Pero las acciones de Tesla son especialmente despreciables”, según BBC.

En diciembre de 2020, la BBC publicó una investigación que demostraba que China estaba obligando a cientos de miles de minorías, incluidos los uigures, a realizar trabajos manuales en los campos de algodón de Xinjiang, lugar donde Nike y H&M tienen sus fábricas. Hasta el momento, Beijing continúa negando las afirmaciones.

Otro grupo intensamente perseguido por el régimen chino son los practicantes de Falun Dafa (también llamado Falun Gong), disciplina espiritual de la Escuela Buda. Detenidos de forma ilegal, y llevados a campos forzados de trabajo, los practicantes son obligados a trabajar hasta 20 horas por día y torturados o muertos de hambre para cumplir altas jornadas de trabajo, comunicó Falun Info.

A pesar de las terribles denuncias de violaciones de derechos humanos en China, Musk elogió a China en el centenario del partido comunista chino tuiteó: “La prosperidad económica que logró China es realmente asombrosa”, de acuerdo a New York Post.

Por otra parte, Tesla bajo el sistema de circuito cerrado operará con 8.000 trabajadores, que vivirán en la fábrica a partir del lunes, comunicó The Global Times.

Hasta el momento, más de 600 empresas han reiniciado sus operaciones, incluida Quanta Computer Inc., que fabrica computadoras portátiles para Apple Inc., según Bloomberg.

Tesla que fabrica el Model 3 y el Model, se enfrenta a grandes pérdidas, al igual que lo hicieron  Volkswagen AG y Robert Bosch GmbH, que tienen experiencia en reabrir bajo el “circuito cerrado”, no lograron obtener ventajas en la producción de automóviles debido a la escasez de piezas y suministros debido a los cierres por Covid-19. 

Por Romina García – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.