Redacción BLes– Crece la incertidumbre acerca de las escasas intervenciones que el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, ha presentado ante la nación. Se espera que defienda su programa político y no se niegue a sostener otros debates, antes de que en algunos estados empiecen las votaciones.

En este sentido, el director de la campaña de Trump, Bill Stepien, mostró preocupación porque 16 estados ya estarán votando cuando se celebre el primer debate programado para el 29 de septiembre, de acuerdo con Fox News del 3 de agosto. 

“El pueblo americano en esos 16 estados que van a votar antes del 29 de septiembre es el que quiere ver a los candidatos en el escenario del debate”, declaró Stepien interpretando el sentir de los electores, y considerando que es una responsabilidad de los aspirantes a la Casa Blanca.

”Los medios liberales están tratando de crear trampas para que Joe Biden escape de su compromiso y su obligación de debatir frente a Donald Trump en el escenario frente al pueblo americano”, agregó Stepien.

Por su parte, el representante republicano por Texas, Dan Crenshaw, también insistió con uno de sus tuits en la conveniencia de que Biden aparezca ante sus electores.

“Los americanos merecen ver a Joe Biden intentar defender sus malas ideas políticas. El hecho de que esto sea una pregunta indica una cultura política profundamente corrupta en los medios de comunicación”.

Asimismo, el asesor de comunicaciones, Jason Miller, tuiteó que mientras el presidente estadounidense Donald Trump ha respondido 237 preguntas desde el 19 de julio Joe Biden tan solo respondió a 37, es decir el 15%, y ninguna desde el 28 de julio. Además cuestionó la ausencia de la información periodística sobre el tema.

Entretanto, varios demócratas se resisten a que Biden se presente a debatir con miras a demostrar sus capacidades como eventual mandatario del país, entre ellos su asesora Senior de campaña, Karine Jean-Pierre. 

“Hemos dicho que sí a hacer tres debates y un debate vicepresidencial como ha sido establecido por la comisión de debate no partidista, una comisión de debate que ha estado presente y que cada campaña ha seguido durante generaciones”, dijo Jean-Pierre, implicando que se mantiene el 29 de septiembre como la fecha del próximo debate, según Townhall. 

Por otro lado, los electores también muestran su inquietud por la ausencia del candidato demócrata.

“Es absurdo que esto sea siquiera una discusión. ¿Qué razón hay para no debatir sino para ocultar algo? Saben que será destruido”, tuiteó @bigfact23, en respuesta al hilo abierto por Cranshaw. 

Para alguien más la negativa a debatir es como obtener el trofeo del campeonato de baloncesto sin disputar la final.

“Los medios de comunicación diciendo que Biden no debería debatir es como si la NBA dijera ‘No necesitamos una final, sabemos que los Lakers son el mejor equipo así que vamos a seguir adelante y darles el trofeo’”, escribió @WeMightAgree.

La salud mental de Biden ha sido otro de los temas que resulta inquietante para algunos, dadas sus continuas confusiones mentales y enredos en sus presentaciones públicas.

Jose Hermosa – BLes.com