Redación BLes – Frente a las elecciones del 2020 en los Estados Unidos, las expectativas sobre quién podría ganar la carrera a la presidencia comienzan a tomar un valor significativo sobre los votantes afines o partidarios de los dos partidos políticos representativos como lo son el Partido Republicano y el Partido Demócrata.

Hasta ahora el pueblo estadounidense ha sido testigo de una administración Trump que ha trabajado por mantener cifras favorables en la economía del país norteamericano, impactando en un mayor número de ingresos para las familias estadounidenses, pese a la imagen negativa que varios medios han impulsado en torno al proceso del impeachment en su contra.

Antes de las elecciones del 2016 la Oficina del Presupuesto del Congreso (CBO por sus siglas en inglés) estimó un crecimiento del PIB con una tasa anual del 2.1 por ciento en los primeros 11 trimestres, mientras que bajo la administración Trump, el PIB real del tercer trimestre desde las elecciones ha crecido a una tasa anual del 2.6 por ciento, llegando a superar las proyecciones de la CBO, según informó la Casa Blanca.

Sin embargo, frente a una posible reelección de Trump por la presidencia, la opinión pública se encuentra dividida y uno de esos sectores de votantes cuya decisión podría ser clave en las próximas elecciones es precisamente la comunidad latina en EE. UU.

De acuerdo con una encuesta publicada a comienzos del mes de noviembre por Telemundo, para el 2020 se estima que entre el 25 y el 30 por ciento de los votos latinos favorezcan a Trump y que uno de cada cuatro latinos daría su voto para reelegirlo.

Ruben Navarrete, columnista colaborador de USA Today y del Washington Post Write Groups, escribió en una columna de opinión que en el 2016, Trump obtuvo el 28 por ciento del voto latino, superando el porcentaje de votaciones del Senador republicano Bob Dole, que en 1996 obtuvo el 21 por ciento del voto latino, y el senador republicano Mitt Romney que obtuvo el 27% en el 2012.

Aunque la cifra puede que no sea tan alentadora frente a un 31 por ciento de voto latino conseguido por el senador John McCain en 2008, o el 40 por ciento de voto latino que obtuvo el expresidente George Bush en 2004, el columnista señala que un porcentaje que se ubique por encima del 30 por ciento representa una muestra decente para un candidato republicano.

De acuerdo con Navarrete los votantes latinos cuentan mucho dado que representan a una población joven que está sumando votos de manera acelerada y que además tienen presencia en los llamados ‘estados de batalla’ como lo son Colorado, Nevada y Florida, que así mismo resultan decisivos para los candidatos.

El columnista señala que además cerca de dos tercios de los latinos en EE. UU. son mexicanos o mexicanos-americanos, los cuales tienden a ser votantes indecisos. Datos del Pew Research Center muestran que para el 2020 los latinos conformarán un 13,3 por ciento del electorado, unos 32 millones de latinos habilitados para votar.

Respecto al voto latino frente a la candidatura del presidente Trump, aún hay aspectos a considerar, como por ejemplo el hecho de que los medios hayan estado dando fuerza a la idea de que el presidente es alguien que no considera a la comunidad latina, que como señala Navarrete es una población cuyo voto puede variar, ya que no necesariamente vota en bloques.

El columnista hace mención del hecho de que incluso las declaraciones ofrecidas por el presidente en distintos contextos y situaciones respecto a los latinos, han sido utilizadas en su contra y pone el ejemplo del caso de Patrick Crusius, el joven de 21 años que asesinó a 22 personas el 3 de Agosto en El Paso, Texas, diciendo que “quería matar a tantos mexicanos como le fuera posible”.

Así mismo, Navarrete hace referencia a los latinos que se han mostrado afines a la política de Trump, poniendo como ejemplo al presentador de radio mexicano-americano y que vive en Texas, Chris Salcedo, quien se llegó a declarar a sí mismo como un amante de la libertad, y citó sus palabras:

“Cuando el presidente toma medidas enérgicas contra los cruces ilegales de fronteras y el tráfico de personas, no creo que me esté atacando, porque yo también estoy a favor de detener esas mismas cosas”.

Cabe resaltar así mismo el impacto de acontecimientos como el que tomó lugar el 25 de junio del 2019 en donde el vicepresidente Mike Pence habló ante una multitud de latinos en la ciudad de Miami congregados en un evento denominado ‘Latinos por Trump’.

Luego en el mes de septiembre el presidente celebró en la Casa Blanca el mes de la herencia hispana y ante 200 asistentes homenajeó el aporte que los hispanos han hecho a la nación y recordó las cifras que hasta ahora ha logrado su gobierno, señalando que un millón de latinos han encontrado empleo y otros 500 mil han obtenido una vivienda.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Por qué el primer año de la presidencia de Donald Trump es considerado un hito histórico?

videoinfo__video2.bles.com||b6284fcbc__

Ad will display in 09 seconds
Temas: