Redacción BLes– El senador demócrata Ted Cruz fue uno de los tantos que criticó los comentarios realizados por la exitosa periodista y empresaria afroamericana Winfrey Oprah, cuando habló de los privilegios de ser blanco y su éxito personal a pesar de su color de piel. 

En un episodio reciente de “The Oprah Conversation“, la multimillonaria conductora habló sobre lo que significa ser blanco y las supuestas ventajas que tiene. Durante el programa aseguró que los blancos son racistas hasta cuando no se dan cuenta que lo son, incluso instó a sus invitados a admitirlo y sus invitados blancos no tuvieron otra opción que estar de acuerdo.

Durante el episodio, Winfrey dijo sobre el significado del privilegio blanco: “Todavía tienes tu blancura. Ese es el término ‘privilegio blanco’. Significa que la blancura aún te da una ventaja, pase lo que pase”.

“La multimillonaria Oprah nos sermonea a nosotros: ‘Aún tienes tu blancura. Ese es el término ‘privilegio blanco’. Significa que la blancura aún te da una ventaja, no importa’. Qué tontería tan racista”, expresó Cruz en su cuenta de Twitter.

Cruz no fue el único en criticar los comentarios de la mediática Winfrey. El caricaturista de “Dilbert”, Scott Adams y muchísimas personas en Twitter también intervinieron y compartieron su parecer.

“Oprah es racista, obviamente”, sentenció Adams en su tuit.

El nuevo programa de Winfrey y los comentarios de Cruz se dieron cuando las tensiones raciales crecieron de forma exponencial durante los últimos meses en los Estados Unidos, principalmente desde la muerte de George Floyd mientras estaba bajo la custodia del Departamento de Policía de Minneapolis. 

La muerte de Floyd, que llevó a un oficial de policía acusado de asesinato en segundo grado y a otros tres acusados ​​de delitos menores a prisión, provocó protestas generalizadas contra la brutalidad policial y el racismo sistémico. Aunque muchas de las protestas fueron pacíficas, muchas otras se convirtieron en disturbios violentos en las calles de las principales ciudades de los Estados Unidos.

Black Lives Matter

Al hablar de racismo hoy en día lleva ineludiblemente a mencionar a Black Lives Matter, la organización global que principalmente en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá está dando mucho de qué hablar. Comenzó en 2013 con el uso del hashtag #BlackLivesMatter en las redes sociales, después de la absolución de George Zimmerman por la muerte del adolescente afroamericano Trayvon Martin a causa de un disparo. 

Su misión es “erradicar la supremacía blanca y construir el poder local para intervenir en la violencia infligida en las comunidades negras por el estado y los policías.”

Los participantes del movimiento se han manifestado en contra de la muerte de numerosos afroamericanos por acciones policiales, siendo el episodio más reciente, el caso de la muerte del afroamericano George Floyd. Llegando a reclamar, en muchos casos, la disolución o reducción del aparato policial.   

Esta organización sin embargo ha sido ampliamente criticada por sus ideales marxistas, donde la lucha y la violencia están fuertemente arraigadas. Patrisse Cullors, otra co-fundadora del BLM se describió a ella misma en una entrevista como “marxista entrenada”. 

Son muchas las personas afroamericanas que lejos de sentirse identificadas por el movimiento expresan su profundo rechazo. Tal es el caso del abogado de derechos civiles afroamericano, Leo Terrell, quien critica fuertemente al movimiento BLM y su creciente influencia en el partido demócrata,: “BLM no habla en nombre de los negros…Somos individuos y tenemos nuestra propia opinión individual. Puedo asegurarle que los afroamericanos de estas ciudades democráticas queremos la ley y el orden”, dijo hace unas semanas en el programa Life, Liberty & Levin.

Andrés Vacca – BLes.com