Redacción BLes – El senador republicano de Wisconsin (EE. UU.) Ron Johnson tiene serias dudas sobre las acusaciones de que hasta cinco policías abrieron voluntariamente la puerta de la Terraza Oeste y dejaron entrar al menos a 309 manifestantes en el edificio del Capitolio el 6 de enero.

“Así es como alrededor del 38% de las aproximadamente 800 personas entraron en el Capitolio -sin confrontación-, básicamente entraron por la puerta”, dijo en un vídeo compartido en Rumble. “Quiero saber un poco más sobre eso [y] me gustaría poder entrevistar a esos oficiales sobre lo que pasó exactamente”.

Johnson y su personal revisaron recientemente unas 14.000 horas de grabaciones de vigilancia y no encontraron pruebas de “violencia” o de una “insurrección armada”.

“No parece una insurrección armada cuando hay gente que ha irrumpido en el Capitolio… [porque] se mantienen dentro de las líneas acordonadas dentro de la rotonda”, se le oye decir. “Hemos visto muchos vídeos de gente en el Capitolio, y no estaban amotinados… [además] eso no es lo que parecería una insurrección armada”.

El senador llegó a la inquietante conclusión de que el Partido Demócrata y los principales medios de comunicación probablemente engañaron a la nación mintiendo sobre el asedio.

“La parcialidad de los medios [de izquierda] está destruyendo este país”, dijo en el vídeo. “Es extremadamente importante crear un registro histórico preciso de lo que ocurrió exactamente, para que no perdure la falsa narrativa de que hubo miles de insurrectos armados”.

Johnson también expresó su profunda preocupación por las diferentes respuestas policiales a la pacífica Marcha para Salvar América frente a las protestas más violentas de Black Lives Matter (BLM), que supuestamente saquearon negocios y vandalizaron monumentos históricos y religiosos.

“Esto es muy alarmante”, dijo según Fox News. “Todos los estadounidenses deberían preocuparse cuando vemos una administración de justicia desigual”.

Los Sres. Ted Cruz (republicano de Texas), Mike Lee (republicano de Utah), Rick Scott (republicano de Florida) y Tommy Tuberville (republicano de Alabama) se unieron a Johnson en la firma de una carta dirigida al fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland (demócrata), en la que se expresaba la “preocupación por una posible justicia desigual”.

También le recomendamos: “Sin valores morales, las personas perderán su dignidad humana”: Fuerte discurso de Putin (Video)

Ad will display in 09 seconds

“La violencia, los daños a la propiedad y el vandalismo de cualquier tipo no deben ser tolerados y los individuos que infringen la ley deben ser perseguidos”, dijeron en la carta. “Sin embargo, la potencial administración desigual de la justicia con respecto a ciertos manifestantes es particularmente preocupante”.

Los senadores también reiteraron el derecho constitucional a reunirse pacíficamente y solicitar al gobierno una “reparación de agravios”.

“Este derecho constitucional debe ser apreciado y protegido”, dijeron.

Johnson señaló por separado la falta de acción administrativa contra la mala conducta de BLM y la excesiva detención de los sospechosos de la violación del Capitolio en “estrictas condiciones de confinamiento”.

“Black Lives Matter es una organización violenta, marxista y antiamericana, y ha hecho muy poco para ir a las comunidades negras y ayudar a las comunidades negras a construir; ayudar a las comunidades negras con la elección de escuela, [y] ayudar a las comunidades negras en absoluto”, dijo según Fox News.

Amelia Jones – BLes.com