Redacción BLes– El senador estadounidense Rand Paul, republicano por Kentucky, propuso varias modificaciones al formato del próximo debate presidencial, decepcionado por las fallas observadas en el primer evento sostenido entre el presidente Donald Trump y el candidato demócrata Joe Biden el pasado 29 de septiembre. 

“¿Por qué no hacemos una entrevista de 30 minutos con cada candidato en salas separadas?” propuso Paul a la Comisión de Debates Presidenciales en entrevista con el presentador Neil Cavuto, de acuerdo con Fox News. 

“No los pongas en la misma habitación, e intenta tener una conversación más profunda y desafíalos y empújalos para que respondan a las preguntas de manera más completa”, agregó Paul.

Paul consideró que el formato utilizado en la primera exposición de los candidatos presidenciales ante los votantes, no les permitió a estos captar con claridad las ideas y les resultó “agotador”.

En cuanto a las intervenciones, para Paul resultó inquietante que Biden no respondiera si estaba dispuesto a “llenar” la Corte Suprema en caso de que ganara las elecciones del 3 de noviembre. 

“Es un cambio bastante dramático en nuestra forma de gobierno, y creo que podría ser muy destructivo”, consideró Paul, agregando: “Y creo que los medios de comunicación deberían obligarlo a responder a la pregunta”. 

En el centro de las controversias a que dio lugar el primer debate se encontró el desempeño del moderador y presentador de Fox News Chris Wallace, dado que, aparentemente, perdió el control del evento y se parcializó hacia Biden.

Para la presentadora de Fox News, Laura Ingraham, el presidente Trump no solo debatió ante Biden, sino que tuvo que hacerlo también contra Wallace, según uno de sus tuits. En otro tuit escribió: “Biden parece interrumpir con impunidad”. 

A Ingraham se unieron el presentador Greg Gutfeld y el presentador del podcast Stephen L. Miller, quienes también resaltaron el rol que desempeñó Wallace contra la presentación de Trump.

Gutfeld vio inapropiado que Wallace se uniera a las risas de Biden, y Miller hizo notar: “Wallace está interrogando a Trump sobre sus partidarios saliendo a las calles cuando la Antifa está quemando negocios en este momento”.

Dadas las críticas contra Wallace, muchos mensajes proponen al podcaster Joe Rogan como el anfitrión del próximo debate presidencial.

De hecho, Rogan ya había invitado a los candidatos a un debate y contó con la aceptación de Trump, pero la campaña de Biden ni siquiera la consideró, generando comentarios sobre su necesidad de que el anfitrión esté de su lado.

El entusiasmo que despierta Rogan como moderador, ya logró el respaldo de más de 287.000 firmas de las  300.000 solicitadas en la página de Change.org. 

Más aún, una encuesta de Hill-HarrisX señaló que el 69% de los participantes aprueba a Rogan como moderador de un debate presidencial, frente al 31% que no lo aprueba.

Jose Hermosa – BLes.com