Redacción BLes – El Senado de Texas aprobó el martes 13 de julio un proyecto de ley de integridad electoral respaldado por el Partido Republicano que prohibirá el voto en el coche y exigirá la vigilancia por vídeo. Sin embargo, algunos senadores demócratas huyeron del estado para evitar votar los proyectos de ley electorales.

En una votación de 18 a 4, el Senado del estado aprobó el proyecto de ley, conocido como Proyecto de Ley del Senado 1, que asegura que será fácil votar y difícil hacer trampa en Texas.

Según Fox News, ocho demócratas del Senado huyeron del estado hacia Washington D.C. en una maniobra para paralizar la aprobación de la versión de la Cámara de Representantes, pero se mantuvo el quórum en el Senado con 22 de sus 31 miembros presentes, lo que permitió la aprobación del proyecto de ley.

En virtud de la legislación, presentada por el senador Bryan Hughes, se prohibiría el voto desde el coche, la videovigilancia se convertiría en un requisito, y se instalarían dispositivos de seguimiento en todos los aparatos electrónicos utilizados para el recuento de votos para seguir “la entrada y la actividad”.

Se introducirían cambios en el sistema de vigilancia electoral del estado, y el voto por correo se sometería a un nuevo escrutinio, exigiendo a todos los votantes que incluyan en su papeleta el número de su permiso de conducir o los cuatro últimos dígitos de su número de la Seguridad Social.

Los republicanos argumentaron que el proyecto de ley verificará la ciudadanía de los votantes a través de las licencias de conducir y las listas de jurados y que las leyes asegurarían el proceso electoral. Sin embargo, los demócratas han afirmado que las leyes son intentos de supresión para bloquear la participación de los votantes.

“En lugar de seguir debatiendo infructuosamente con los republicanos que se niegan a legislar de buena fe, los demócratas del Senado de Texas decidieron tomar el asunto en sus manos para asegurar los derechos de voto de los texanos -especialmente de los votantes de color, de la tercera edad y de los discapacitados- y trabajar con nuestros socios a nivel federal para aprobar una legislación sobre el derecho al voto que frene las leyes discriminatorias de supresión de votantes y las prácticas injustas de redistribución de distritos”, dijeron los senadores demócratas en una declaración conjunta.

Más de una docena de legisladores demócratas huyeron de Texas a Washington D.C. un día antes, evitando una sesión especial programada por el gobernador Greg Abbott para abordar varios proyectos de ley, incluida la reforma electoral a la que se oponen los demócratas.

También le recomendamos: Trump mostró su apoyo al pueblo cubano y le dio un ultimátum a Biden (Video)

Ad will display in 09 seconds

Abbott criticó la actitud de los demócratas, los acusó de no hacer su trabajo y de utilizar el dinero de los contribuyentes mientras tanto. El gobernador dijo que arrestaría a esos demócratas para llevarlos a la legislatura a hacer su trabajo tan pronto como pongan un pie de nuevo en Texas.

Según la ley de Texas, otros legisladores estatales pueden pedir que se arreste a sus colegas que no se presenten a votar.

Sin embargo, Joe Biden elogió a los prófugos demócratas de Texas, aplaudiendo su “valor”, según la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

“Aplaude su valentía y se suma a la urgencia de la aprobación de las leyes For the People (Por el pueblo) y John Lewis Voting Rights Advancement acts (para el avance del derecho al voto), junto con el esfuerzo de todo el gobierno que hemos lanzado y el movimiento que está pidiendo hoy para superar este momento con la participación de los votantes y la educación de los mismos”, dijo Jean-Pierre sobre Biden el martes.

Hasta ahora, 17 estados han introducido 28 nuevas leyes sobre la regulación del voto tras las elecciones presidenciales de 2020, en las que algunos republicanos sugirieron que el aumento del voto por correo dejaba espacio para el fraude, según Fox News.

Dan Knight – BLes.com