Un pandillero apodado “El flaco de teclas”, de la temible banda Mara-Salvatrucha, escondía más de 160.000 dólares, que fueron desenterrados de su vivienda el domingo cerca de la capital de El Salvador.

La policía y la fiscalía de El Salvador fueron las entidades que adelantaron la gestión de requisa del dinero, que fue encontrado enterrado en la casa del delincuente en la localidad de Santa Tecla, a 10km de San Salvador, de acuerdo a fuentes oficiales citadas por el medio La Prensa.

Dinero decomisado del pandillero de la MS-13.

“Esta es una investigación que comenzó el año anterior, donde están afectando las finanzas de la MS-13”, dijo Douglas Meléndez, fiscal general, al referirse a la operación.

Según Meléndez, el dinero incautado ha sido obtenido a través de la venta de drogas ilícitas y la extorsión, que se han llevado a cabo tanto en Santa Tecla como en el departamento de La Libertad”.

Además del efectivo, se encontraron en el lugar cocaína y otras drogas evaluadas en 18.000 dólares, según informaron las autoridades.

Según el medio hondureño, las pandillas cuentan con unos 70.000 miembros en El Salvador, donde unos 16.000 permanecen en las cárceles.

La Mara-Salvatrucha, o MSD-13, es, tal vez, la pandilla más dañina en el hemisferio occidental. Se originó entre refugiados en los barrios pobres de Los Ángeles, Estados Unidos, en los años 80.

Su acción perjudica a naciones centroamericanas como El Salvador, y se extiende por México, Estados Unidos y Canadá.

Roban, extorsionan e intimidan a sus víctimas, y han llegado a cometer delitos transnacionales como el contrabando de personas y el tráfico de drogas.

Han convertido el triángulo del norte, constituido por Guatemala, El Salvador y Honduras, en el lugar más peligroso del mundo que no está en guerra.

En el año 2012 el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos lo clasificó como “organización criminal transnacional”, según el sitio web de InSight Crime.

Jose Ignacio Hermosa – BLes

Categorías: América