Redacción BLesEl funcionario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que dirigió la controvertida investigación conjunta sobre los orígenes de la pandemia del virus del Partido Comunista Chino (PCCh), admitió en un documental que se transmitió el jueves 12 por la noche en la televisión danesa, que ‘los colegas del régimen chino influyeron en la redacción del informe final’.

Ben Embarek, el jefe de la investigación de la OMS sobre el origen del virus durante una entrevista que le realizó un medio danés, la cual fue publicada en un documental sobre el virus, admitió las presiones ejercidas por el régimen chino como condición para permitir la investigación, y además reveló que el régimen coescribió en secreto su informe y les ordenó que minimizaran la teoría de las fugas de laboratorio, reportó el Washington Post.

Las recientes revelaciones evidencian un claro encubrimiento orquestado por el régimen comunista chino e informa que el jefe danés de la OMS, Ben Embarek, lo admitió  después de revelar también que cree que el paciente cero era un trabajador del Instituto de Virología de Wuhan.

Embarek dijo que un “error humano” podría haber llevado a que el virus saltara a los humanos, pero admitió que “el sistema político chino no permite que las autoridades lo reconozcan”. También advirtió que “alguien podría desear ocultar algo”.

En su informe publicado a principios de este año, el equipo de la OMS y China se podía leer que era “muy poco probable” que el virus, oficialmente llamado SARS-CoV-2, pudiera haberse filtrado accidentalmente del Instituto de Virología de Wuhan u otra instalación en la ciudad china identificada como el epicentro de la pandemia. También acordaron recomendar no realizar más estudios al respecto.

Según dijo Embarek durante la entrevista, hubo una fuerte discusión sobre si incluir la teoría de la fuga de laboratorio, la cual no se resolvió hasta 48 horas antes de la conclusión de la misión.

Finalmente la contraparte china de Ben Embarek, acordó discutir la teoría de la fuga de laboratorio en el informe “con la condición de que no se recomiende ningún estudio específico para promover esa hipótesis”.

 

Le recomendamos: Se devela el OBAMAGATE | Emiten MENSAJES DE EMERGENCIA en la TV | “Biden NO DIRIGE EEUU”

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

El régimen chino se ha negado desde el comienzo a cooperar con cualquier investigación que considere que el laboratorio de Wuhan pueda ser el origen del virus, declarando que cualquier intento de investigar las fugas del laboratorio va “en contra de la ciencia” y afirmando, contrariamente a la inteligencia estadounidense y a las propias conclusiones de la OMS, que los trabajadores del laboratorio fueron hospitalizados con el virus en otoño de 2020.

Mientras el régimen chino contó con la complicidad de la OMS, quien recién un año después de comenzada la pandemia visitó el laboratorio para intentar encontrar el origen del virus, al igual que muchos gobierno izquierdistas que no ejercieron la mínima presión para responsabilizar a china por el desastre provocado en el mundo entero, muchos conservadores y republicanos en EE. UU. sí buscaron exponer la corrupción del régimen chino y el ocultamiento que en la fase temprana del virus permitió su rápida difusión por el mundo entero.

Tal es el caso de la investigación dirigida por miembros del Partido Republicano sobre el laboratorio de Wuhan, la cual sospecha que los expertos podrían haber modificado genéticamente el virus que causó la pandemia, lo que respalda la teoría de la filtración del laboratorio.

Los republicanos del Comité de Asuntos Exteriores alegaron que detectaron un comportamiento altamente sospechoso entre el gobierno chino y el Instituto de Virología de Wuhan antes de que se anunciara oficialmente la existencia de las primeras víctimas del virus PCCh en diciembre de 2019, según informó Fox News.

“Una renovación tan significativa tan pronto después de que la instalación comenzara a funcionar parece inusual”, dijo el informe del personal republicano del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara. “Los proyectos para la desinfección del aire, los desechos peligrosos y los sistemas de aire acondicionado central plantean preguntas sobre qué tan bien funcionaban estos sistemas en los meses previos al brote de COVID-19″. 

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.