Redacción BLesEl régimen comunista chino parece estar llevando a cabo una verdadera carrera espacial en la que pretende superar a países líderes como Estados Unidos. Tal es así que acaba de anunciar que durante el 2022 tienen planeados más de 40 lanzamientos mientras continúan desarrollando su propia estación en el espacio. 

Actualmente China ya posee una pequeña estación espacial la cual alberga a una tripulación de tres personas. Entre los lanzamientos previstos para este año se espera poder adjuntar por lo menos dos módulos más con un peso aproximado de 66 toneladas, lo que equivale a una cuarta parte de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), reportó NewsWeek.

Además de completar su propia estación espacial, el régimen chino pretende desarrollar una base lunar y desplegar nuevos satélites, según anunció la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China (CASC), una firma estatal responsable de la mayoría de los lanzamientos espaciales del régimen.

La silenciosa carrera llevada a cabo por Beijing no es algo nuevo, durante el año 2021 fueron publicados 48 lanzamientos exitosos que se sumarán en el historial a los previstos para este año.

Según la Agencia de Noticias Xinhua, la CASC dijo que entre los lanzamientos planeados para este año, al menos dos misiones se llevarán a cabo desde Shenzhou y serán tripuladas, además dos naves espaciales de carga se prevé que sean lanzadas desde la base en Tianzhou.

La estación espacial china se está desarrollando en la órbita terrestre con el nombre de Tiangong, que significa “lugar celestial”. El primer módulo se llamó Tianhe y fue lanzado en mayo de 2021. A finales de este año esperan terminar su construcción.

La ambición del régimen chino por dominar todo a su alcance ya es más que evidente. Así como busca avanzar y dominar el Indo-Pacífico, provocando grandes conflictos con los países vecinos, también lo hace avanzando en países tercermundistas generando su dependencia económica e influyendo en sus decisiones estratégicas, ahora también pretende dominar el espacio e incluso hacer base en la luna.

El régimen ha destinado una enorme cantidad de recursos en dominar las cuestiones espaciales en los últimos años, y el espacio fuera de la tierra se reconoce cada vez más como un dominio estratégico en disputa.

Muchos expertos en seguridad han advertido que el programa espacial de China es una amenaza militar directa para Estados Unidos.

En diciembre de 2021 el general David Thompson, vicejefe de operaciones espaciales de la Fuerza Espacial de Estados Unidos, hizo sonar las alarmas cuando declaró públicamente que China está desarrollando sus capacidades espaciales al “doble de velocidad” que Estados Unidos.

“El hecho de que, en esencia, en promedio, están construyendo, implementando y actualizando sus capacidades espaciales al doble de la velocidad que tenemos, significa que muy pronto, si no comenzamos a acelerar nuestras capacidades de desarrollo y entrega, nos superarán”, dijo el general Thompson, y agregó: “2030 no es una estimación irrazonable”.

El representante Jim Cooper se unió a las palabras de Thompson y destacó que la industria privada de los Estados Unidos pareciera estar mucho más comprometida con la carrera espacial contra China que la propia Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Si bien reconoció que el gobierno federal está invirtiendo mucho dinero en la Fuerza Espacial, advirtió que no es suficiente para afrontar un tema tan delicado y sugirió que se deben concentrar esfuerzos para superar la imaginación y la inversión de multimillonarios como Elon Musk y Jeff Bezos.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.