Redacción BLes– A pesar del aumento de las fricciones con EE. UU. las empresas vinculadas al régimen chino incrementaron en 4.355% sus compras de maquinaria de alta tecnología para la cosecha de algodón, en previsión de que aumenten las sanciones por las violaciones a los derechos humanos

En particular, las máquinas producidas por la marca John Deere son las favoritas de las empresas que cultivan algodón en la región de Xinjian, que pasó de producir menos del 50% hasta llegar al 85% del total cosechado en todo el país, de acuerdo con un artículo del South China Morning Post (SCMP) del 8 de agosto

Esta región es habitada por los miembros de la etnia uygur, que son intensamente perseguidos por el Partido Comunista de China (PCCh) y sometidos a centros de trabajo forzado. También se fuerza a sus mujeres a abortar y a ser esterilizadas, lo que es calificado como un tipo de genocidio

El PCCh comete atropellos similares, principalmente a los practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong, conocida como Falun Dafa, perteneciente a la escuela Buda, además de muchos otras etnias y grupos religiosos

El Departamento de Estado de Estados Unidos se ha pronunciado repetidas veces contra la persecución a Falun Gong.

“Desde 1999, el Partido Comunista de China (PCCh) ha tratado de erradicar el Falun Gong, una práctica espiritual originaria de China, y a sus practicantes pacíficos y defensores de los derechos humanos que han luchado por su derecho a practicar sus creencias”, reconoció el 20 de julio cuando se cumplieron 21 años de que sus miembros fueran encarcelados y torturados por el régimen chino

Al parecer en las grandes extensiones de cultivo de algodón también son forzados los uygures a trabajar, según Lianchao Han, vicepresidente de las Iniciativas de Poder Ciudadano para China, un grupo de presión con sede en Washington.

“No es solo en los campos, el XPCC [una organización dependiente del PCCh] controla también el riego y los sistemas de energía; el sistema de irrigación se construyó con trabajo forzoso, y todavía están utilizando el trabajo forzoso para incrementarlo. Por eso no se puede separar: [XPCC] irrigó toda la región”, declaró Lianchao, según SCMP

Por otro lado, aunque el régimen chino también produce maquinaria agrícola esta no es comparable con la eficiencia y la precisión de la fabricada en Estados Unidos

“No estoy diciendo que los recolectores de algodón chinos no puedan reemplazar a John Deere, en absoluto, pero las marcas chinas tienen una alta tasa de error y una eficiencia mucho menor; no pueden competir con John Deere”, declaró un distribuidor de maquinaria agrícola ubicado en la región de Xinjian, quien prefirió mantenerse en el anonimato, reportó también SCMP.

Para castigar las masivas violaciones a los derechos humanos en la región de Xinjian, el senador Marco Rubio (R-FL) presentó ante el Senado de Estados Unidos un proyecto de ley el 14 de mayo.

“Este proyecto de ley impone sanciones a las personas y entidades extranjeras responsables de abusos de los derechos humanos en la región autónoma uigur de Xinjiang (China) y exige la presentación de varios informes sobre el tema”, expresó la página del Senado

Justamente un día después se exportaban hacia Xinjiang más de 1.800 toneladas de maquinaria de primera calidad, marca John Deere, para la recolección de algodón.

John Deere, el poderoso fabricante de equipos agrícolas ubicado en Moline, Illinois, EE. UU. informó utilidades por 517 millones de dólares en el primer trimestre del año fiscal (octubre, noviembre y diciembre de 2019) según FoxNews

Asimismo, los ingresos fueron de 7.630 millones de dólares, superando los 6.410 millones de dólares que se habían proyectado.

Jose Hermosa – BLes.com