Cumpliendo una promesa de campaña, el nuevo presidente ecuatoriano ha lanzado una profunda reforma impositiva que busca eliminar impuestos del correísmo.

El flamante presidente ecuatoriano Guillermo Lasso continúa con su agenda liberal en las primeras semanas de su gobierno. En campaña había prometido una fuerte reforma tributaria, que ahora tratará de aprobar en un Congreso donde no tiene mayoría pero sí la capacidad de negociación.

En la nueva ley impositiva, entre otras cosas, buscará crear un “Régimen Impositivo Mínimo” para emprendedores, que alivie el pago de impuestos de los negocios y simplifique su esquema tributario. Así mismo, fomentará el comercio, la inversión nacional y extranjera.

Lasso aseguró que “priorizará la búsqueda de nichos para la colocación de más productos ecuatorianos en el mundo” y por lo tanto la reforma tributaria tiene que estar enfocada en la creación de un sistema tributario moderno que reduzca aranceles, pero además que elimine la evasión; y en conjunto con la reforma fiscal, reduzca el déficit.

En detalle, el plan de Lasso contempla:

  • Eliminar el Impuesto a la Renta (IR) a las microempresas del 2%, tasa creada por Lenin Moreno durante la pandemia;
  • Reducir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) durante feriados para estimular las ventas;
  • Reducir gradualmente el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), con el fin de eliminarlo en 4 años;
  • Crear un Régimen Impositivo Mínimo para las empresas

Le recomendamos: BIG TECH – CÓMPLICES del RÉGIMEN CHINO para imponer un NUEVO ORDEN MUNDIAL

Ad will display in 09 seconds

El impuesto a la renta (IR) había sido creado por Lenin Moreno en 2020 para simplificar la recaudación de impuestos a las microempresas. Pero este impuesto terminó siendo altamente impopular dado que terminó por ahogar a los pocos negocios que sobrevivían a pesar de la pandemia, obligándoles a pagar un impuesto del 2% sobre sus ventas hayan tenido ganancias o pérdidas.

Por su parte, el ISD es un impuesto que había sido creado por Rafael Correa en 2007 para tasar al 5% cualquier transferencia de monedas extranjeras dentro o fuera del país. Con la perspectiva de eliminación de este impuesto, habrá un incentivo para el ingreso de nuevas inversiones, el libre flujo de capitales y, como consecuencia del mercado, la reducción de los costos de bienes.

Además, Lasso quiere acompañar este plan con una gran reducción de aranceles y nuevos acuerdos de libre comercio (como el acuerdo comercial con Estado Unidos y la entrada a la Alianza del Pacífico).

Una de las preguntas que salen a relucir cuando se habla de eliminar impuestos en una situación como la actual, en la que el Ecuador cuenta con un déficit que superó en 2020 el 11% sobre el PIB es: ¿Cómo reducirá el déficit fiscal? Dado que Lasso propuso en campaña buscar el “Déficit Cero”.

Ante esta consulta, el Ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva, aseguró que “se puede seguir reduciendo el gasto sin afectar a los más vulnerables”, y dice que buscará aumentar los ingresos del Estado por otras vías. Lasso, por su parte, remarcó que “sin subir impuestos también se puede ampliar la base de tributación” para no aumentar el déficit.

Y defendiéndose ante los que se oponen a la reducción de las tasas arancelarias, el Presidente ha dicho que “no estamos de acuerdo en mantener los aranceles, no por capricho, sino porque el pueblo no aguanta, no resiste, más impuestos”.

Respecto al financiamiento, tiene dos objetivos: bajar el riesgo país (lo que viene sucediendo desde que Lasso ganó la presidencia) para lograr financiamiento externo con mejores condiciones y fortalecer el sistema financiero incrementando las reservas internacionales. 

En estos días también ha recibido varias críticas por parte de la extrema izquierda que lo acusó falsamente de querer subir el IVA del 12% al 15%, un impuesto que generaría amplios ingresos al Estado, ya que el 45% de la recaudación tributaria del Ecuador proviene del IVA.

Esta noticia falsa se divulgó con el fin de desestabilizar el gobierno recién posesionado motivada por los disturbios que sacuden a la vecina Colombia. Pero Lasso no solo se comprometió con no subirlo, sino que también ha propuesto su reducción durante los feriados para beneficiar al sector turístico que fue altamente golpeado durante la pandemia.

Jeremy Uzca – La Derecha Diario.