Redacción BLesEl Pentágono de los Estados Unidos anunció que encendió el protocolo de emergencia y se está organizando ante la posibilidad real de un cierre de gobierno a finales de septiembre, el cual se haría efectivo en caso de que el Congreso no logre acordar la aprobación de la legislación para financiar el gasto público federal del próximo período fiscal.

El Senado programó una sesión especial para la tarde del lunes 27 de septiembre donde debatirá sobre la Ley de Extensión de Financiamiento del Gobierno y Entrega de Asistencia de Emergencia, que mantendría al gobierno financiado y evitaría un incumplimiento federal, reportó el Washington Examiner.

Sin embargo se espera que los republicanos no otorguen los votos necesarios para que sea aprobada, argumentando principalmente que los demócratas han incluido en la legislación un nuevo aumento del techo de deuda, lo cual, según los opositores al gobierno federal, solo permitirá que ‘continúe el despilfarro generalizado de las finanzas públicas’. 

Junto con el cierre del gobierno está el paquete promovido por Biden de 3,5 billones de dólares y un paquete de infraestructura bipartidista separado de 1 billón, el cual fue aprobado por el Senado pero no será votado por la Cámara hasta el jueves, solo unas horas antes del 1 de octubre cuando vence el plazo para aprobar el próximo presupuesto.

John Kirby, portavoz del Pentágono, dijo la semana pasada durante una conferencia de prensa que “los esfuerzos de la administración siguen centrados en prevenir un cierre y un impago catastrófico. Mientras tanto, el Pentágono se está preparando para cualquier contingencia, ya que es consistente con la práctica de muchos años en múltiples administraciones”.

Los cierres gubernamentales tienen lugar cuando el Congreso no logra aprobar la legislación para financiar al gobierno, rara vez sucede y por lo general no dura más de un mes. El cierre del gobierno anterior entre 2018 y 2019 duró 35 días, y antes de eso, en 2013, hubo un cierre del gobierno que duró 16 días.

En caso de confirmarse el cierre del gobierno por falta de acuerdo, el gobierno federal deberá suspender la prestación de todos los servicios públicos, menos los considerados como “esenciales”, los cuales incluyen salud y seguridad.

Cumplimiento de pagos y techo de deuda

Uno de los asuntos críticos en toda esta problemática es el asunto de los compromisos de pago de Estados Unidos. De no lograrse la aprobación de la ley antes del 1 de octubre, quedan automáticamente suspendidos los pagos de deuda, lo cual generaría un enorme impacto negativo en los mercados estadounidenses.

Paralelamente desde hace meses se discute entre sectores republicanos y demócratas el asunto de aplicar el límite de deuda establecido o bien suspenderlo. 

Los demócratas de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, aprobaron el martes 21 de septiembre, contra la voluntad de los republicanos, una legislación que busca suspender los límites de toma de deuda, pero lo han hecho adjuntando la normativa a la ley de financiamiento público. 

Esta actitud fue fuertemente criticada por los republicanos, quienes entendieron que los demócratas utilizaron este mecanismo buscando presionarlos para que abandonen su negativa de aprobar la suspensión en el Senado.

El proyecto ahora se discutirá en el Senado, donde al menos 10 republicanos deberían unirse a los demócratas para lograr aprobar la medida. 

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.