Redacción BLes – De acuerdo a datos federales, el Pentágono donó 39 millones de dólares a la organización benéfica EcoHealth Alliance (EHA), de Peter Daszak, que financió investigaciones sobre el coronavirus en el laboratorio de Wuhan, según informó el pasado viernes Daily Mail.

Daszak está relacionado con Anthony Fauci y en abril de 2020 le agradeció mediante un correo electrónico publicado recientemente por Buzzfeed, el haber rechazado la teoría de que el virus PCCh (Partido Comunista Chino) fue creado por el hombre.

El mail decía lo siguiente: `Solo quería agradecerle personalmente en nombre de nuestro personal y colaboradores, por defender públicamente y afirmar que la evidencia científica respalda un origen natural de COVID-19 de un derrame de murciélago a humano, no un lanzamiento del laboratorio de el Instituto de Virología de Wuhan ”

EcoHealth Alliance está en el ojo de la tormenta luego de salir a la luz que estuvo financiando las investigaciones de coronavirus en el laboratorio de Wuhan usando dinero recibido de subvenciones federales de Estados Unidos.

El año pasado, Donald Trump, le canceló una subvención de 3.7 millones de dólares a EHA mientras afirmaba que el virus PCCh había salido del laboratorio de Wuhan que recibía la financiación de la organización.

De acuerdo a Daily Mail, datos recopilados por investigadores independientes muestran que EHA recibió entre 2017 y 2020, más de 127 millones de dólares del gobierno y que uno de sus principales financiadores era el Departamento de Defensa con casi 39 millones de dólares desde 2013.

Dentro de las subvenciones del Pentágono hay $ 6.491.025 entre 2017 y 2020 de la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa (DTRA) bajo el título: ‘Comprender el riesgo de aparición de enfermedades zoonóticas transmitidas por murciélagos en Asia occidental’ y está clasificada como “investigación científica: lucha contra las armas de destrucción masiva”.

La DTRA es una rama militar que tiene la misión de “contrarrestar y disuadir las armas de destrucción masiva y las redes de amenazas improvisadas”.

A pesar de que no se sabe cuánto de esos 39 millones fue destinado realmente al instituto de virología de Wuhan, los esfuerzos de Daszak por desacreditar la teoría de que el virus salió de ese laboratorio, hacen suponer que no fue un monto menor.

Daszak colaboró estrechamente con la principal investigadora de coronavirus de murciélagos del laboratorio de Wuhan, Shi Zhengli.

Le recomendamos: Ahora el ESTABLISHMENT dice que El VIRUS PODRÍA SER DE LABORATORIO

Ad will display in 09 seconds

Ya en febrero de 2020, logró intimidar a la mayoría de los expertos para que ni siquiera tomaran en consideración que el virus podría haber sido creado por el hombre y salido del laboratorio de wuhan.Para lograr su cometido, convenció a decenas de científicos a firmar una carta que escribió a la revista médica The Lancet, muy respetada entre la comunidad médica y se aseguró de distanciar a su organización de la carta para que pareciera venir de una comunidad médica que apoya a sus colegas.

Dicha carta fue publicada por la revista el 19 de febrero del año pasado, en la que se elogiaba a los chinos por proteger la salud global y se condenaba fuertemente la “teoría conspirativa” que sugería que el virus PCCh no tiene un origen natural.

Y en un conflicto de intereses, Daszak, formó parte de la comitiva de 13 miembros que fueron enviados por la Organización Mundial de la Salud a Wuhan, para investigar el origen del coronavirus.

Cabe señalar que esta comitiva fue muy criticada luego de descartar completamente la teoría de que el virus se fugó de un laboratorio.

Sebastian Arcusin – BLes.com