Redacción BLes– El viernes por la noche el Departamento de Defensa de EE. UU. dio a conocer que el subsecretario de Defensa, David Norquis, aprobó la creación de un Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos no identificados el 4 de agosto.

El Departamento de Defensa además detalló, que el grupo del gobierno estará dirigido por la Marina bajo el “conocimiento” de la Oficina del Subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad.

“El Departamento de Defensa estableció el Grupo de Tareas sobre Fenómenos Aéreos No Identificados (UAPTF por sus siglas en inglés) para mejorar su comprensión y conocer mejor la naturaleza y los orígenes de los Fenómenos Aéreos No Identificados (UAP por sus siglas en inglés). La misión del grupo de trabajo es detectar, analizar y catalogar los UAPs que podrían suponer una amenaza para la seguridad nacional de los EE.UU”, expresó el Pentágono a través de un comunicado.

“Como el Departamento de Defensa ha declarado anteriormente, la seguridad de nuestro personal y la seguridad de nuestras operaciones son de suma importancia. El Departamento de Defensa y los departamentos militares se toman muy en serio cualquier incursión de aviones no autorizados en nuestros campos de entrenamiento o en el espacio aéreo designado y examinan cada informe.”

Según indica el Pentágono, el registro incluye las incursiones que se reportan inicialmente como UAP cuando el observador no puede identificar inmediatamente lo que se está observando.

Como ha indicado CNN, los legisladores del Congreso así como los funcionarios del Pentágono, han expresado a lo largo del tiempo su preocupación sobre la aparición de fenómenos aéreos no identificados que han sobrevolado bases militares estadounidenses, poniendo en riesgo a los aviones militares.

El pasado mes de junio el Comité de Inteligencia del Senado votó para que la comunidad de inteligencia proporcione un análisis público de los encuentros, luego de la publicación oficial del Pentágono de tres video cortos, en donde se registró el encuentro de aeronaves estadounidenses con objetos voladores no identificados en pleno vuelo.

“Tenemos cosas volando sobre nuestras bases militares y lugares donde realizamos ejercicios militares, y no sabemos lo que es y no es nuestro, así que es una pregunta legítima de hacer”, expresó el presidente del comité, el senador republicano Marco Rubio.

Rubio además está impulsando una legislación que requiere que la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, encargada de supervisar a 17 agencias de inteligencia de la comunidad de inteligencia, trabaje con el Pentágono y otras agencias relevantes para producir un informe detallado sobre lo que sabe el gobierno de EE. UU. sobre OVNIs incluido su origen, frecuencia y amenaza potencial para la seguridad nacional del país.

Según el proyecto de Ley de Autorización de Defensa Nacional, se espera que en los próximos 180 días, el Pentágono así como la comunidad de inteligencia, emitan el informe que contenga aspectos como “análisis detallado de los datos de fenómenos aéreos no identificados y los informes de inteligencia recopilados y mantenidos por la Oficina de Inteligencia Naval”.

De acuerdo al Washington Examiner, el proyecto de Ley de Autorización de Defensa Nacional dice, que el documento debe incluir informes de datos e inteligencia en poder del Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos No Identificados; un análisis detallado de datos OVNI recopilados por inteligencia geoespacial, de señales, humana y de otro tipo; y un análisis detallado de los datos que el FBI podría tener, que se derivó de investigaciones de intrusiones de datos de fenómenos aéreos no identificados en el espacio aéreo restringido de los Estados Unidos.

El análisis de inteligencia además incluiría la “identificación de posibles amenazas aeroespaciales u otras amenazas planteadas por los fenómenos aéreos no identificados a la seguridad nacional”.

César Munera – BLes.com